Si hay algo típico de Escocia además del whisky son las tétricas historias de fantasmas. Castillos, cementerios y pubs abandonados que dieron vida a leyendas del temible Highland Ghost, Sita Phurdeen o la Dama Verde.  Johnnie Walker rinde homenaje a las destilerías de whisky abandonadas y crea el Walker Blue Label Ghost and Rare Port Ellen.

También te puede interesar: Breve guía para entender el whisky escocés

Port Ellen se estableció como molino de malta desde 1825 y se desarrolló como destilería desde 1833 hasta 1892 para después quedar en el olvido. Ahora, más de 100 años después, Johnnie Walker crea un liquido proveniente de aquellas destilerías.

Walker Blue Label Ghost and Rare Port Ellen
Cortesía Johnnie Walker

También te puede interesar: El whisky con aromas a castor

El Master Blender Jim Beveridge utilizó ocho de los whiskys más complejos y exclusivos de ese país. El ligero sabor a vainilla con notas cítricas y frutas tropicales que otorgan los whiskys de Calendonian y Carsenbridge remiten a la isla neblinosa donde está Port Ellen. ¿Quieres una de estas botellas de edición especial? Apresúrate, solo existen 1,750 que estarán a la venta en México a partir del 23 de noviembre con un costo de $6,500 MXN en tiendas departamentales y cadenas especializadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Port Ellen #lighthouse

Una publicación compartida por Oliver Wilkening (@orklz) el