El secreto de estas galletas perfectas está en la mantequilla

El resultado es una nota intensa, tostada y caramelizada.
galletas, galletas de avellana, chispas de chocolate

Las recetas tradicionales de galletas con chispas de chocolate inician con batir mantequilla suave con azúcar. Aquí, la mantequilla se derrite primero en un sartén hasta que queda de color café-dorado como nuez. Este sencillo paso requiere un poco más de tiempo (principalmente para dejar reposar la mantequilla), pero el resultado es una nota intensa, tostada y caramelizada que hace de estas galletas, algo irresistible. Usar dos tipos de chocolate semi amargo (en chispas y barra) le agrega unas deliciosas capas a la galleta. Un espolvoreado final de cristales de sal realza su sabor aún más. 

  • Tiempo de preparación 20 minutos
  • Tiempo total de preparación 1 hora 30 minutos
  • Porciones
    • 20 galletas

    Ingredientes

  • 1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal
  • 2 1/2 tazas (cerca de 10 5/8 oz) de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 3/4 cucharaditas de sal kosher
  • 1/2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1 taza llena de azúcar morena
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3/4 tazas de chispas o fragmentos de chocolate semiamargo (con 60% de cacao aprox)
  • 1 (3 1⁄2 oz) barra de chocolate semiamargo (con 70% de cacao aprox), cortada
  • 1/2 cucharadita de cristales de sal, como Maldon

    Pasos

  1. 1. Derrite la mantequilla en un sartén pequeño a fuego medio-bajo. Cocina, moviendo ocasionalmente, hasta que la mantequilla empiece a hacer espuma y se vuelva café, cerca de unos 10 minutos. Sirve inmediatamente en un recipiente de vidrio. resistente al calor; tápalo y deja reposar hasta que se solidifique, cerca de una hora. (Para que se enfríe más rápido, pónlo en un recipiente apto para el congelador y congela durante 30 minutos aproximadamente).
  2. 2. Mientras tanto, precalienta el horno a 350oF (180oC). Coloca papel para hornear (papel encerado) en 3 bandejas para hornear grandes, y aparta. Cierne el harina, polvo para hornear, sal kosher y bicarbonato de sodio en un recipiente mediano y aparta.
  3. 3. Bate la mantequilla avellanada, ya que esté fría. Agrega azúcar morena y azúcar granulada en una batidora eléctrica (si estás trabajando con una batidora de pie usa el batidor de pala) a una velocidad media-alta hasta que quede liviana y esponjosa, cerca de 3 minutos. Agrega los huevos y la vainilla, y bate a velocidad media hasta que se mezclen bien, 1 minuto aproximadamente. Con la batidora a velocidad baja, añade gradualmente la mezcla de harina, mezclando hasta que se combinen, cerca de 1 minuto. Agrega lentamente el chocolate. Con una cuchara para galletas del número 3 saca la masa, con una separación de 2 pulgadas entre cada bola, en las charolas (no aplanar). Espolvorea con cristales de sal de mar.
  4. 4. Pon 2 de las bandejas para hornear en rejillas separadas en el horno precalentado, y hornea hasta que los bordes de las galletas estén ligeramente dorados e intercambia, de 12 a 14 minutos, las bandejas de lugar (de arriba a abajo) a la mitad del tiempo de horneado. Deja enfriar las galletas en las charolas por 10 minutos; pásalas a una rejilla para enfriar. Hornea la bandeja de galletas restante hasta que los bordes estén ligeramente dorados y cámbiala de lugar, de 12 a 14 minutos, repitiendo el proceso de enfriamiento. Sirve las galletas calientes o déjalas enfriar por completo durante 15 minutos aproximadamente.