Equivocarse con las porciones de azúcar y que tu postre quede muy dulce, es un error común. Casi siempre, tiene solución, si estás dispuesto a darle un giro, evitar desperdiciar ingredientes y ahorrar tiempo, aquí te damos algunos tips para salvarlo.

También te puede interesar: ¿Por qué se llama pastel imposible?

Añade acidez

Por ejemplo, si es un pay o crema y te pasaste de azúcar, un poco de limón o jugo de naranja, neutralizarán los sabores y le darán ese kick contrastante. Si tu mezcla de pastel está muy dulce, puedes añadir un poco de ralladura de limón.

Pixinio

Agrega el azúcar poco a poco

Muchas veces caemos en error de poner las tazas de azúcar muy rápido y sin cuidado. Añádelo poco a poco y en pequeñas cantidades. Una vez más, prueba y corrige el sabor.

También te puede interesar: Conoce los 6 tipos de arroz más utilizados

Utiliza frutos rojos

Si el daño no es tan grave, un poco de frutos rojos le darán el toque de frescura que necesitas, si tienes algo de menta a la mano (y va con el postre) añádelo, notarás la diferencia al instante.

Pixabay

La crema y la leche son tus mejores amigos

Para cualquier tipo de postre, el lácteo siempre va a balancear la preparación. Por ejemplo, si es un pay de calabaza, un poco de crema montada sin azúcar creará el contraste.

Chocolate amargo para balancear

El chocolate amargo es el rey de las salvaciones. A todos les gusta y lo puedes añadir en trozos, líquido o rallado. Sus notas amargas ayudan a cortar lo dulce.

dulce
Pixabay

Duplica la receta

Si se puede y el postre es sencillo, la mejor opción es duplicar cualquier la receta, sin azúcar. Prueba, corrige y termina.