Aquí no se viene a comer, se viene a gozar. Por fuera, la propuesta visual de Casa Olympia nos remite a escenografías teatrales, muy al estilo de las películas de Wes Anderson, como El gran hotel Budapest, La crónica francesa o Viaje a Darjeeling, e, incluso, de la obra maestra de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas.

También te puede interesar: Niich: un restaurante con cocina de producto en la Condesa

Con tapices tropicales, colores pastel y detalles contrastantes, es un espacio ecléctico en que invita a probar varios cocteles y tomar muchas fotografías para compartir en redes… like! La receta del interiorismo es obra de Dirk Jan Kinet (IG: @dirkjankinetinteriors), un diseñador belga radicado en México que, entre otras apuestas, retoma tapices de Matthew Williamson y fotografías de Slim Aarons para combinarlas con figuras griegas, flamencos y sillones fucsias, rosados y anaranjados que crean una atmósfera tan vibrante como divertida.

comida-casa-olympia
Foto: Juan Pablo Espinosa

Por dentro, la fórmula de Casa Olympia involucra un combo de gente creativa: en la cocina están Irak Roaro —Casa Awolly y Con Vista al Mar— y Jaime Durán —Market Kitchen—, mientras que en la coctelería manda Braulio Hernández —Madre Café y Milk—. A su lado, un sólido equipo que se preocupa por el tiempo y la calidad del servicio.

También te puede interesar: Malix: homenaje a la diversidad cultural y al mestizaje culinario

El restaurante ofrece una experiencia gustativa casual con influencia mediterránea. El preámbulo en cada comida son tres dips de la casa que sirven al llegar a la mesa, por ejemplo, mix de aceitunas, hummus de betabel y reducción de jitomate, acompañados con pan de masa madre. Además, para que ponerse cómodo de inmediato, un coctel de bienvenida es el mejor apapacho; puede ser el Olympia Spritz (ginebra, té mediterráneo, prosecco, agua mineral, agua quina, pepino, zarzamora y una flor comestible) o el Margarita Fervor (tequila, sandía, cilantro, jugo de limón y un toque de jarabe con chile).

comida-casa-olympia2
Foto: Juan Pablo Espinosa

Debes ir con amigos porque las porciones de Casa Olympia son generosas, perfectas para compartir y adoptar el family-style. Su entrada más popular es la ensalada de burrata con pasta dulce de pepita, betabeles ahumados, arúgula y balsámico, tal vez por su frescura y ligereza, pero también recomendamos los chiles de Padrón salteados en salsa XO, un platillo cítrico, especiado y ligeramente picante.

También te puede interesar: Nerina un rincón gourmet que promete sorprenderte a cualquier hora

Es importante saber que en Casa Olympia cuentan con una buena oferta de platillos vegetarianos que equilibran la oferta de opciones frescas y algunas conservas. El tataki de res con aceite de ajonjolí, salsa macha, limón y cebolleta son una gran apuesta, así como el tartar de filete de res, pepinillos, alcaparras y mostaza casera o el tiradito de pescado dorado curado en sal y ahumado en casa con leche de tigre de perejil, excelentes opciones para tardes calurosas.

cocteleria-casa-olympia
Foto: Juan Pablo Espinosa

Desfile de coctelería en Casa Olympia

Da rienda suelta a tus antojos con opciones como el negroni blanco —¡sí existe!— y el ponche kombucha, o bien, con coctelería clásica como un buen Martini, Manhattan o Boulevardier. La carta, además, está nutrida de carajillos de mil colores y sabores, como taro, mazapán, macarrón de fresa, matcha, bombón y mucho más.

Anatole France 70, Polanco, CDMX.
IG: @casa_olympia

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest