5 razones para hospedarte en Amomoxtli al visitar Tepoztlán

El lujo y el bienestar se dan la mano con una propuesta de hospitalidad que conjuga buena comida, privacidad y productos locales.
amomoxtli

Cuando estamos en busca de paz, también perseguimos el espacio perfecto. Y si bien lo ideal es acercarnos a la naturaleza para encontrar tranquilidad, añadiría que es mejor si podemos conjugar bienestar con lujo y confort.

También puedes leer: Casa Fernanda: descanso, gozo culinario y vistas al Tepozteco

Amomoxtli es una alternativa para aquellos que buscan sumergirse en la serenidad con un gran paisaje y la distancia suficiente para descansar en un ambiente holístico sin tener que desconectarse por completo.

Ubicación privilegiada en Tepoztlán | Foto: Cortesía
Ubicación privilegiada en Tepoztlán | Foto: Cortesía Amomoxtli

1. Ubicación a las faldas del Tepozteco

Amomoxtli es un hotel boutique instalado en una antigua quinta familiar, rodeado por árboles y jardines repletos de plantas y flores endémicas, donde encontrarás ahuehuetes, amates, cactáceas, buganvilias y hierbas curativas. El camino para llegar es empedrado, aunque la recompensa vale la pena. Se encuentra a menos de dos horas de la Ciudad de México, lo que lo convierte en la opción ideal para escapar sin sacrificarse por la distancia.

También puedes leer: Estos son los destinos más visitados de México en 2021

2. No hay distractores innecesarios

Aquí no hay televisión en las habitaciones, se apuesta por la convivencia, ya sea en la piscina o en el restaurante; no encontrarás distractores en la pantalla, en cambio puedes disfrutar los sonidos de las aves, el viento o el agua que corre del río que rodea el hotel, apapachado por tu compañero de viaje, ya sea que se trate de un humano, un libro o si vas en plan para trabajar, laptop o celular.

En Amomoxtli no hay televisión ni distractores | Foto: Cortesía
No hay televisión ni distractores | Foto: Cortesía Amomoxtli

3. Es solo para adultos

Las instalaciones son íntimas, la mayoría de las habitaciones mira a la alberca, aunque cada una de ellas está custodiada por un jardín privado con una chimenea, de modo que la privacidad invade cada recoveco. Amomoxtli apuesta por un turismo solo para adultos y sin mascotas, para garantizar tranquilidad y serenidad a los viajeros que alberga. Cuenta con el respaldo de Hamak Hotels, empresa que se centra en “cuidar cada detalle, respetar la naturaleza y crear hoteles que fusionen la cultura local con los más altos estándares internacionales”.

También puedes leer: Hacia una Denominación de Origen del Arroz Morelos

4. El restaurante Mesa de Origen y los productos locales

Este restaurante retoma ingredientes locales como queso de Huitzilac, arroz con Denominación de Origen de Morelos, cerdo pelón de Rancho Pitzótl o . La propuesta es de cocina mexicana, con ingredientes locales —incluyendo los vinos—. La gastronomía gira alrededor del tlecuil, un comal al centro del restaurante donde se hacen tortillas y algunos antojitos de maíz. Prueba el menú más reciente, que encuentra inspiración en los mercados de Tepoztlán, y donde encontrarás platillos como el itacate relleno de cerdo pelón bañado en salsa de tomate manzano, un arroz primavera, el huachinango en chileatole o la fabulosa barbacoa de lengua de res en huaxmole hecho en horno de piedra e inspirado en la cocina poblana. Y, por favor, no dejes de probar el tamal de chocolate, una joya para comer en cualquier momento del día.

Productos locales en Mesa de Origen | Fotos: Cortesía Amomoxtli
Productos locales en Mesa de Origen | Fotos: Cortesía Amomoxtli

5. Spa con métodos ancestrales

El spa se inspira en tradiciones ancestrales, con la comodidad contemporánea. Puedes encontrar alternativas como los temazcales, masajes con vela, piedras calientes o compresas herbales, limpias, rituales energéticos, faciales y una gran oferta que busca sanar el cuerpo, la mente y el alma. Además, ofrecen clases de yoga y mandalas, entre otros.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest