Durante mucho tiempo, las cervezas pale ale, que se caracterizan por su amargura y gran lupulosidad, han dominado la escena artesanal. Pero ahora que lo artesanal ha acaparado la atención, su enfoque se ha desplazado a estilos nuevos y experimentales.

“La cerveza artesanal ha progresado tan rápido y con tanto fervor que hemos explorado mucho en muy poco tiempo”, dice Matt Simpson, juez de cerveza certificado, educador y propietario de Beer Sommelier, una consultoría artesanal.

Como resultado de toda la exploración y experimentación reciente, Simpson dice que no espera ver algo que sea estrictamente nuevo este año. Pero él y otros expertos en cervecería están de acuerdo en que algunos estilos han ganado su atención para este 2018. Lo que puede los puede llevar hasta un público cervecero más grande. Estos son los estilos y algunos ejemplos deliciosos para probar.

Lagers


La escena cervecera estadounidense fue liderada por un siglo por las ligeras, refrescantes y digeribles lagers. Pero a través de los años, han sido despreciadas por la mayoría de los cerveceros artesanales, en parte porque la lager, a pesar de su perfil sencillo, suele ser más complicada y costosa de elaborar que una ale. Pero estos favoritos del público están listos para un cambio de imagen al estilo artesanal.

“Creo que la gente anhela buenas cervezas, bien hechas, claras, limpias y fáciles de beber, pero que aún conserven su sabor”, dice Simpson.

cerveza artesanal
Courtesía

 

“Las cervecerías artesanales están apostando fuerte por la reaparición de este segmento, y espero que este año sea el año”, dice Philip Breen, asistente del gerente del biergarten Frankford Hall de Filadelfia. 

“La lager será un estilo importante de exhibición para muchas cervecerías en el próximo año”, dice Josh Hughes, maestro cervecero en Roscoe Beer Co. Nueva York.

Tres lagers para probar: Lager of the Lakes de Bell’s Brewery de Michigan, Surly Brewing Co. de Hell by Minneapolis y Brooklyn Lager de Brooklyn Brewery.

Sours

Las sours (también conocido como ales salvajes) han sido un favorito entre el público cervecero desde hace unos años. Pero en 2018 este tipo de cerveza – caracterizada por sus notas agrias, afrutadas y originales – tomará impulso y se extenderá a un público más grande.

El término “sour” abarca un rango de cervezas, desde las lambics belgas tradicionales y las gose alemanas hasta una amplia gama de cervezas norteamericanas. Pero existe algo que todos tienen en común: “Todas se fermentan con levaduras nativas y bacterias similares a las de la producción de queso y/o yogurt”, explica Brian Strumke, cervecero y propietario de Stillwater Artisanal, Nueva York. Por lo general los sours tienden a combinar bien con los alimentos, y su profundidad de sabor y complejidad los hace ser bastante interesantes.

Tres para probar: Atrial Rubicite de Austin’s Jester King Brewery, Supplication de California River Brewing Company de California, y Fuzzy by St. Louis’s Side Project Brewing

IPA de Nueva Inglaterra


Piensa en este estilo como una mezcla floral y frutal de los IPAs de la Costa Oeste. Una de las bebidas más amargas y que aun así es amada por los bebedores de cerveza.

“Demasiado aromáticas”, dice Simpson. “Estas son cervezas nebulosas, jugosas y húmedas que hemos visto por un tiempo y que creo que vamos a ver mucho más de ellas este año”. Algunas veces llamadas simplemente IPAs “no filtradas” o “nebulosas”, este estilo de cerveza está ganando fuerza. “¿Es jugo de naranja, un batido de frutas, caldo de hueso o cerveza?”, Pregunta Strumke de Stillwater, medio bromeando. Él dice que la “opacidad llamativa” de estas cervezas es un gran atractivo, especialmente en la era de Instagram y el foodporn.

Tres para probar: Heady Topper de Alchemist Beer de Vermont, Green de Tree House Brewing Company de Massachusetts y Swish by Bissell Brothers Brewing Co. de Maine.