Uno de los concursos más importantes para los jóvenes talentos llegó a su fin el 13 de mayo, y el chef Yasuhiro Fujio, fue coronado tras pasar por una ardua evaluación basada en cinco reglas de oro: ingredientes, habilidades, genio, presentación y mensaje.

Los 20 finalistas de todo el mundo se dieron cita en Milán para la competencia en donde fueron juzgados por siete gigantes de las gastronomía conocidos como “los siete sabios”: Virgilio Martínez, Margarita Forés, Brett Graham, Annie Féolde, Dominique Crenn, Ana Roš y Paul Paire.

“Estoy un poco asustado porque tendré que trabajar aún más duro. Llevar el título de S.Pellegrino Young Chef es una gran responsabilidad. Lo que haré a partir de ahora es convertir ese miedo en coraje.” dijo el sous chef de 30 años del restaurante francés con 2 estrellas Michelin, Le Cime en Osaka, al recoger el premio.

El plato que lo llevó a ganar el título: Al otro lado del mar, se centró en el ayu – un pez de agua dulce que solo sobrevive en las aguas más puras y en el que buscó representar la “mentalidad de la comida japonesa” al jugar con el sabor, la textura y la temperatura del platillo.

Para el concurso a cada finalista se le asignó un chef mentor que los ayudo para afinar su platillo insignia. En el caso de Fujio, recibió asistencia del chef italiano con base en Tokio, Luca Fantin, a quien le dio crédito de haberlo ayudado a entender la forma en que su plato sería juzgado, dándole a entender que los jueces no son japoneses entonces su visión no es la misma, “eso cambió al plato”. Al final permanecer fiel a su filosofía y a la herencia cultural le dio el triunfo.

Esta es la tercera edición de S.Pellegrino Young Chef y el objetivo del premio es impulsar a los jóvenes talentos para promover su desarrollo y al mismo tiempo darle a la gastronomía un futuro brillante.