El próximo fin de semana, la plaza principal de Santiago de Anaya se convertirá en un templo de cocina tradicional, ya que 1,400 cocineras se reunirán ahí para la muestra gastronómica más grande del país.

La escritora, periodista y defensora de la cocina tradicional mexicana Gloria López Morales lo describe como “un momento de celebración y conmemoración para sentirse orgullos de la gran diversidad gastronómica que hay en Hidalgo”.

La capacidad de las cocineras de la zona para adaptarse al clima semidesértico del Mezquital y utilizar sus ingredientes para crear platillos memorables es de lo más impresionante de la muestra – además de su gran tamaño. Cada cocinera va con el interés de presentar lo que ha sido capaz de preparar,  con la virtud de seguir con una tradición que ha sido llevado por generaciones y de mostrar con orgullo el legado de sus ancestros.

La cultura culinaria hñäñhú (ñañu) destaca por su creatividad, al crear deliciosos platos con los ingredientes locales. Además de comer bien, en esta muestra podrás ver el amor y pasión de las cocineras por su tierra y por compartir lo que sus familias transmitieron por generaciones cuando preparan platillos en lo que pareciera ser una especie de ritual.

La primer Muestra Gastronómica de Santiago de Anaya se llevó a cabo en 1975, y fue el resultado del esfuerzo realizado por Don Carmelo Ángeles – conocido como embajador de la gastronomía de hidalguense – para que los ingredientes que nacen en la zona de fueran aprovechados.

La región del Mezquital, donde se encuentra ubicado el municipio de Santiago de Anaya, posee una gastronomía única que destaca tanto por la elaboración de los platillos como por los ingredientes que van desde flores, tallos y raíces hasta chinches, lagartijas o víbora de cascabel. Se trata de las recetas ancestrales de la etnia hñäñhú (ñañu), a la que pertenecen la mayoría de los participantes del evento y quienes han sido los encargados de preservar, casi de forma íntegra, esta tradición milenaria.