¿En realidad puedes consumir frutas cuando estás a dieta?

Además de sus azúcares naturales, las frutas son muy altas en fibra y vitaminas.
fruta

Existe un mito respecto a las frutas y las dietas. Es común escuchar que las personas bajo un régimen alimenticio, no siempre pueden consumirlas. Esto pasa porque que se cree que el azúcar que contienen hace que subas de peso y eleva los niveles de glucosa en la sangre.

Sin embargo esto no es del todo cierto, platicamos con la bariatra María Agustina Velasco, quien nos explicó que dependiendo de las necesidades de cada paciente, se analiza qué tipo de fruta puede consumir. Por ejemplo, a algunos de sus pacientes les aconseja no comer plátano o mamey, ya que tienen un alto contenido calórico. La doctora también dice que ella es partidaria de integrar frutas en los regímenes alimenticios para no suprimir ningún nutriente, además es muy importante que el paciente se sienta satisfecho, para no flaquear y luego comer de más.

La fruta —que contiene fructosa— es una buena forma de integrar azúcar no refinada a tu dieta. Pero ¿qué significa esto?

La fructosa es un tipo de azúcar que científicamente tiene la misma fórmula química que la glucosa –el azúcar que está en la sangre—. Esta actúa como combustible de energía y es azúcar “buena” que se recomienda consumir con frecuencia, en cantidades moderadas.

frutas

Pixabay

Según la página especializada en fructosa y sus componentes Fructose Facts, la ingesta de azúcar tanto en frutas como en verduras es buena y aunque es mejor hacerlo con moderación e integrar diversas fuentes de energía a nuestras dietas.

De acuerdo con The American Heart Associaton es recomendable ingerir entre 100 (para mujeres) y 150 (para hombres) calorías de azúcar diarias para mantener una dieta balanceada y contar con suficiente energía. Debido a que su azúcar es natural y cuentan con un alto contenido de fibra, las frutas son una gran opción para obtener estas cantidades.

Cabe mencionar que La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos dice que, en moderación, la ingesta de la fructosa es segura para el ser humano, ya que es de origen natural y no causa ninguna alteración en la salud. Las frutas que más fructosa contienen son las manzanas, los dátiles, las cerezas y las uvas.

Recuerda que cada cuerpo es diferente y que siempre es bueno acudir a un especialista cuando quieres hacer algún tipo de dieta.

¿Sabías qué?

-No sólo las frutas contienen fructosa, también se puede encontrar en las verduras y la miel.

-Las frutas son una gran fuente de fibra, vitaminas y minerales, además hidratan al organismo.