El regalo más emocionante de esta temporada llegó un poco antes: la estrella de la serie Suits, Meghan Markle, anunció su compromiso con el Príncipe Harry, y el mundo está lleno de alegría.

El anuncio oficial llegó en un comunicado emitido por Clarence House, revelando que el príncipe hizo la pregunta en algún momento a principios de este año en algún lugar de Londres.

“Todo el mundo está muy feliz por el Príncipe Harry que, junto con su hermano mayor, el Príncipe William, ha tenido una vida muy interesante y a veces, trágica”, dijo el experto en etiqueta real William Hanson a Food & Wine, señalando a su vez algunos problemas que aplazado el matrimonio de la joven pareja – nos referimos al hecho de que Markle es una divorciada estadounidense. Una situación que durante la década de 1930, obligó al rey Eduardo VIII a abdicar el trono para poder casarse con Wallis Spencer. Un hecho que en la actualidad ya no es un problema para los británicos. “Están celebrando puramente su unión”, dice Hanson.

El día de ayer, el Príncipe Harry y Markle aparecieron ante una gran multitud reunida en el Palacio de Kensington para discutir brevemente su compromiso. Un fan incluso trajo un corte de tamaño natural del príncipe, mientras que los miembros de los medios trataron de descubrir los detalles sobre la propuesta y las próximas nupcias de la pareja.

Desafortunadamente la pareja reveló poco sobre su compromiso y sus planes futuros, aunque algunos pueden aparecer en una entrevista otorgada el día de ayer por la pareja al canal BBC. Aun así, Hanson advierte que no nos debemos de preocupar tanto. “Creo que no habrá más detalles -sobre la boda- de este lado de la Navidad”. Con seguridad Hanson predice que podría ser hasta marzo, cuando sepamos más sobre el evento.

No sabemos ustedes, pero nosotros no podemos esperar un minuto más para terminar de desenvolver este emocionante regalo. Así que recurrimos a personas que saben, para explicar cómo sería la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle.

 

La propuesta

Apareciendo el día de ayer, frente a una multitud en el Palacio de Kensington, el Príncipe Harry dijo que su propuesta había sido romántica, “por supuesto”, pero se negó a dar más detalles.

Sin embargo, sabemos que el Príncipe Harry pidió a los padres de Markle su bendición, así como el permiso de su abuela, la Reina Isabel II, antes de efectuar la propuesta. Una decisión que Hanson dice es más una cortesía que una regla para la nobleza. “Debido a que Harry tiene más de 25 años, no tiene que buscar el permiso del monarca en cuestión”, explica Hanson.

Ambas familias emitieron declaraciones expresando su alegría por el compromiso de los jóvenes novios. Thomas Markle y Doria Ragland dijeron: “les deseamos toda una vida de felicidad y estamos muy emocionados por su futuro juntos”, mientras que la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo dijeron que “están encantados con la pareja y les desean toda la felicidad del mundo”.

 

El anillo

Getty Images

 

Los fanáticos pudieron ver el impresionante anillo de Markle el día de ayer: un anillo de tres piedras hecho de diamantes de un broche que la princesa Diana una vez llevó, y uno de Botswana, donde la pareja fue de vacaciones recientemente. De esta forma, el Príncipe Harry siguió los pasos de su hermano: cuando el Príncipe William le propuso matrimonio a Kate Middleton en 2010, también usó joyas, un anillo de zafiro, de la colección privada de joyas perteneciente a su madre.

 

La fecha

Los nobles suelen disfrutar de un período de compromiso más corto que otras parejas, y las apuestas, literalmente, están en que la pareja dará el sí en algún momento de mayo. De hecho, los corredores de apuestas están dando probabilidades de uno a tres de que la boda se lleve a cabo después de que el Príncipe William y Middleton den la bienvenida a su tercer hijo en la familia, en algún punto abril 2018.

Getty Images

La declaración del Príncipe de Gales, emitida por Clarence House, confirmó que la boda tendrá lugar en “la primavera del 2018”, pero no ofreció otros detalles sobre la fecha.

Hanson está de acuerdo en que la pareja esperará hasta que Middleton dé a luz para casarse. “El Príncipe Harry es muy cercano a su hermano y a su cuñada, e imagino que Meghan se está acercando mucho a ellos también”, dice Hanson. “Querrán que estén allí”.

¿Cuánto es el período más corto de tiempo para un compromiso? Bueno, hay beneficios de pertenecer a la nobleza. Como explica Hanson, “los que no son de la realeza tienen un período de compromiso más largo porque hay muchos aspectos prácticos y mucha planificación para una boda, mientras que cuando se tiene a toda la casa real, a los militares -así como a otros servicios armados- y los funcionarios públicos y el gobierno, todos planificando la boda, pueden tener un compromiso más corto. Hay cientos de personas ayudando a llevar a cabo su día especial”.

 

La locación

La Capilla de Saint George en el Castillo de Windsor, una catedral pequeña a comparación con la Abadía de Westminster, probablemente sea el sitio de la ceremonia y la recepción de la pareja.

Getty Images

 

“Creo que la gente necesita recordar que este será una producción mucho más pequeña”, dice Hanson. “El servicio de bodas que vamos a ver será mucho menor a comparación de las bodas reales anteriores. No se celebrará en la Abadía de Westminster, por lo que hay muchas posibilidades de que ni siquiera sea televisado”. ¡Chispas!

 

El atuendo

Esta será la segunda boda de Markle, quien estuvo casada anteriormente con el productor de cine Trevor Engelson, y Hanson cree que su vestido de novia puede ser más recatado de lo que pretendía. “Es una segunda boda, y ella ni siquiera podría usar blanco”, dice. “Puede que ni siquiera use un vestido de novia tradicional. Puede usar un vestido muy bonito con un bonito sombrero, como lo sería en cualquier tipo de boda de la sociedad en el Reino Unido”.

Getty Images

 

El atuendo del día de la boda del príncipe Harry es más concreto. Como parte de la nobleza, usará un uniforme militar para el gran día, una tradición que se remonta al Príncipe Alberto.

 

La comida

Darren McGrady, quien fungió como chef para la reina Isabel, la princesa Diana y los príncipes William y Harry durante más de 15 años, dijo a Food & Wine que podemos esperar que la comida de la boda sea una mezcla de los alimentos favoritos del Príncipe Harry y Markle, que podría ser un menú interesante, ya que el Príncipe Harry prefiere lo que McGrady llama “comida reconfortante”, mientras que Markle, comprensiblemente, ama los platos saludables.

“Meghan es una comensal súper saludable, está súper en forma, pero a Harry le gustan los alimentos reconfortantes”, dice McGrady. “Harry es un gran admirador de la pizza así como del curry”.

Getty Images

Curiosamente, es probable que no sea nada fuera del alcance del menú. McGrady dice que el príncipe Harry no odia la comida saludable, al menos no desde que era un niño. “Solo recuerdo que le protestó a su niñera que no quería comer sus vegetales”, ríe McGrady. Ella siempre decía,” ¡te comes esas verduras o no hay postre! ¡No habrá pudin, para ti!” Harry ama la mayoría de los alimentos.

Al señalar que Markle es estadounidense y de raza mixta, McGrady predice que los chefs -los más de 20 chefs que trabajan en el palacio de Buckingham- intentarán “obtener algo del menú de Meghan, así como algunos de los favoritos de Harry.”

Lo que sea que pase con el menú, tendrá que ser aprobado por la Reina Isabel. “Lo que ocurre es que los chefs realmente investigan los gustos y disgustos de la pareja, y luego también es la reina quien obtiene la aprobación de los menús finales”, explica McGrady. “Las cocinas sugerirán cuatro menús diferentes y pueden verlos y decir: ‘nos gusta el menú B, pero ¿podemos cambiar el postre?'”.

 

El pastel

Mientras que solo se servirán dos pasteles de boda en el evento, docenas de pasteles se enviarán a la pareja de todo el país, dice McGrady, y se mostrarán donde los invitados a la boda puedan admirarlos. “Solo se sirven dos pasteles oficiales el día de la boda”, explica. “El resto se dona a organizaciones benéficas en todo Londres”.

Getty Images

 

Los pasteles servidos en la recepción incluirán un tradicional pastel de frutas inglés, que “usa mazapán y en los viejos tiempos, glaseado real y ahora pasta de azúcar”, y posiblemente un pastel para el novio, un plato tradicional iniciado por el Príncipe William. “Su pastel fue de galletas de chocolate, una receta del Buckingham Palace”, recuerda McGrady. En cuanto a lo que el Príncipe Harry podría pedir, McGrady dice que le encantan los plátanos, y le encantó el pastel de plátano y caramelo que una vez hizo para él. ¿Tal vez él elija un pastel de plátano?

 

La fiesta

Mientras que los medios han especulado que Serena Williams, Millie Mackintosh, la Princesa Charlotte y Priyanka Chopra podrían formar la fiesta nupcial de Markle, Hanson dice que es más probable que “la fiesta nupcial sea mínima. Creo que incluso podríamos estar hablando de una persona. Dudo que Serena Williams acabe como la dama de honor “.

 

La lista de invitados

Al igual que la boda del Príncipe William y Kate Middleton, Hanson predice que la lista de invitados para la fiesta del Príncipe Harry y Markle será más “relajada”, y agregó que la Reina Isabel puede dejar que la pareja elija en gran medida a quién quieren que asista. Además, “creo que verán a representantes del ejército, porque el príncipe Harry tiene una afinidad y una afiliación mucho más fuertes con el ejército que su hermano, habiendo servido en Afganistán dos veces, agregando a los invitados por parte de los Juegos Invictus, más celebridades debido a la carrera de Meghan “.