Piden apostar por Oaxaca y Guerrero para reactivar turismo nacional

Para rescatar a la industria del turismo en México tras la crisis por el coronavirus, se debe apostar por el público nacional y políticas en ese sentido.
playa, playa de Guerrero

El sector turístico, una de las áreas más afectadas económicamente por la pandemia de coronavirusle tienen que apostar al público nacional para reactivar a la industria, puesto que los clientes extranjeros difícilmente visitarán el territorio nacional, coincidieron expertos en la materia.

Si te toma en cuenta que el turismo mexicano que sale al extranjero disminuiráhabrá un mercado interno potente, el cual habrá que aprovechar para reactivar al sector y equilibrar la balanza después de la crisis por el covid-19, subrayó en una mesa de diálogo virtual el director de Integralia, Luis Carlos Ugalde.

“El turismo es el mejor aliado del gobierno federal”, ya que representa el 8.7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, del cual el 25% se debe al público extranjero y el 75% al nacional, aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras, Luis Barrios Sánchez.

En cuanto a inversión en el sector, el 23% proviene del extranjero y el 77% tiene un origen nacional, por lo que desde el punto de vista de la demanda, el mercado interno es el que se debe de fomentar con diversas políticas, explicó el empresario en la conversación digital organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La oferta hotelera en México ha crecido aproximadamente un 3% en los últimos 10 años, la cual se compone por 22,560 hoteles a lo largo de la república con 808,000 habitaciones, lo que da en total un promedio de 36 habitaciones por centro de alojamiento.

En el caso de los hoteles independientes, que no están afiliados a una cadena y en la mayoría son administrados por una familia, hay un aproximado de 18 495 pequeñas empresas por todo el país, los cuales cuentan con 415,000 cuartos; es decir de 22 habitaciones por sitio aproximadamente, subrayó Barrios Sánchez.

Además, esta industria emple a 4.2 millones de personas de manera directa y a otros 6 millones de forma indirecta, aunado a que el 60% de los trabajos los ocupa el sector femenino, apuntó.

La apuesta: estado sureños

Hay oportunidades para esta industria y se deben tomar con optimismo, por eso hay que voltear a ver a estado como Oaxaca y Guerrero, donde se deben fortalecer los servicios turísticos, abundó el director Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Armando Sánchez Vargas.

El turismo mexicano es la mejor opción para visitar ese tipo de lugares, sin embargo, tras la crisis el poder adquisitivo de las familias se verá afectado; por ello los pequeños y micronegocios de dichas regiones deben ofrecer servicios de mejor calidad y más atractivos, refirió el académico.

Para que los comercios de los estados del sur de México obtengan ese valor agregado, se requiere que sean organizados por las cámaras y organizaciones empresariales, y así ofrezcan paquetes con sus diferentes servicios a mejores precios, delineó.

Por ejemplo, puede funcionar la coordinación de hoteleros, el servicio de transporte, el ecoturismo y demás; con apoyo de los créditos que ofrecieron recientemente el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a los microempresarios, apuntó Sánchez Vargas.

También se les debe ofrecer la creación de plataformas digitales para que puedan vender sus productos y acercarse a la población, con lo cual se generará un círculo virtuoso con base en el crédito bancario, la producción y la integración de diversos actores sociales, remarcó el catedrático.

Contenido originalmente publicado en Forbes México.