El sábado 14 de septiembre empezó el Oktoberfest de Alemania – el festival de cerveza más grande. Tomando el prado Thereisienwiese al centro de Munich, llevó a turistas de todas partes del mundo para tomar cerveza alemana tradicional, comer pollo rostizado y todas las formas de salchichas que se te ocurran y finalmente sentirte cómo en un Lederhose. Y mientras otros lugares del mundo tratan de imitar lo que sucede en Alemania, no hay nada como pasar finales de septiembre en Munich.

Para darte un sentido de la magnitud del Oktoberfest, aquí lo desglosamos en cifras.

Años: 184. El primer Oktoberfest fue celebrado en la boda del príncipe Ludwig en 1810. Entre ese entonces y ahora se han saltado algunos años debido a las guerras y las epidemias.

Días: 18, del 16 de septiembre al 3 de octubre. Comparado con el mayor festival de América, The Great American Beer Fest, que sólo dura tres días.

Asistentes: 5.6 millones. Ese numero es del año pasado y, debido a la combinación entre mal clima y preocupaciones respecto a la seguridad, en realidad se trato del más pequeño en años. Los organizadores esperan que el número se eleve mucho éste año. Debido a una festividad alemana, el Oktoberfest será un día más largo éste año.

Tamaño de la sede: 420,000 metros cuadrados. El tamaño de 59 canchas de futbol.

Carpas de cerveza: 14 grandes, 20 pequeñas. La mayor de las carpas de cerveza (la carpa Hacker) puede sentar a casi 7,000 personas adentro y a otras 2,350 afuera.

Cerveza consumida: Casi 7 millones de litros. De acuerdo con los organizadores del Oktoberfest, aunque la asistencia no ha cambiado mucho desde 1980, el consumo de cerveza se ha elevado de sólo 3.8 millones de litros a lo que es hoy día.

Costo de un litro de cerveza: ~$13— el precio exacto depende de la cerveza. Los precios subieron cerca de 2.5% respecto al año pasado.

Cervecerías involucradas: 6 — quizás el numero más impactante de todos. Con el numero masivo de asistentes que llegan hasta Munich, toda la cerveza es abastecida únicamente por seis cervecerías locales: Paulaner, Spaten, Hacker-Pschorr, Augustiner, Hofbrau y Lowenbrau.

Baños: 980 escusados en más de 800 metros de orinales. Aún así no suena a suficiente.

Pasaportes perdidos: 580. Las probabilidades de que recuerdes donde se te cayo entre la avalancha de gente y cerveza son bajas. Pero bueno, hay peores lugares en el mundo para quedarse varado. ¡Prost!