Al pensar en la costa de Oaxaca seguro te viene a la mente o el paraíso de surfistas en Puerto Escondido o las prístinas bahías de Huatulco. Pero entre estas dos existe un tramo de costa con hoteles en medio de la selva, acantilados para ver el atardecer y bahías apartadas de la civilización.

También te puede interesar: El tramo de costa italiana que los amantes de la pasta deben conocer

Es una costa en la que te puedes relajar y dejar que el día pase sin hacer otra cosa que disfrutar del sol y las olas. Los locales son amables y las vistas de las costas doradas con el mar azul intenso quedarán en tu mente por siempre. Explora con nosotros este tranquilo tramo de costa oaxaqueña.

Playa Ventanilla

View this post on Instagram

#oaxaca #mexico #tourcostaoaxaqueña

A post shared by drphotooax (claudio) (@drphotooax) on

Esta diminuta villa de no más de 25 familias cuenta con una hermosa laguna y su buen tramo de costa. Los manglares de la laguna son únicos ya que los huracanes Rick y Paulina de 1997 arrancaron la mayoría de las copas de los árboles que le rodean, dejando al descubierto la vida silvestre que suele estar escondida. Aquí puedes dar un paseo en lancha por la laguna, donde además de la vegetación podrás observar alguno que otro cocodrilo.

Cómo llegar

Mazunte

La partemás conocida de la costa de Oaxaca, es un paraíso hippie para desconectarte de todo lo que te estresa. La comunidad de Mazunte siempre está organizando eventos como conciertos, proyecciones de películas al aire libre o mercados de productos locales. Aquí también está el Centro Mexicano de la Tortuga —creado por el gobierno mexicano para evitar la desaparición de las tortugas marinas— donde puedes hacer voluntariado y aprender más sobre las especies de tortugas en peligro y qué podemos hacer para ayudarlas. Otra gran atracción de la zona es ir a ver el atardecer a Punta Cometa, un acantilado entre Mazunte y Mermejita.

Cómo llegar

San Agustinillo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Drone Huatulco (@drone_huatulco) el

Esta pequeña bahía es como el hermano pequeño de Mazunte, tiene una vibra relajada aunque más local y las olas son perfectas para aprender a surfear. Es un lugar muy tranquilo, ideal para desconectarte y pasar el día en la playa. Su oleaje moderado también la hace la más nadable, así que si lo tuyo es nadar, esta es la mejor opción para ti.

Cómo llegar

Zipolite

Aunque esta playa suele ser más conocida por ser nudista, tiene mucho más encanto que solo eso. Es una costa con mar abierto, reflejos de azul marino a turquesa y piedras gigantes. Camina a lo largo de su costa para relajarte y broncearte al mismo tiempo, pero ten cuidado porque el oleaje aquí es muy intenso así que solo métete a nadar donde veas más gente y evita las fuertes corrientes.

Cómo llegar

También te puede interesar: Esta combi en la playa sirve unos de los mejores mariscos de Oaxaca

Recomendaciones para comer

La Pizzería, Mazunte: este restaurante es de un italiano que se enamoró del lugar y decidió quedarse a vivir ahí. Prepara las pizzas en horno de leña y quedan espectaculares.

La Termita, San Agustinillo: Otro restaurante de pizzas pero este frente al mar, es perfecto para disfrutar de una rica comida mientras ves el atardecer.

El Alquimista, Zipolite: Mariscos frescos e ingredientes locales con platillos como aguachile, pesca del día a las brasas y pastas. Este lugar es más caro que el resto de la playa, pero la calidad de los productos es superior.

Dónde hospedarte

El Alquimista, Zipolite

Zoa, Mazunte