Recientemente inaugurado en la colonia Roma Norte, el Loup Bar es el primer bar dedicado por completo a los vinos naturales en la Ciudad de México, una tendencia que está encontrando cada vez más devotos.

Ocupando el estrecho espacio bajo el bar de cócteles Maison Artemisia, en la calle de Tonalá, Loup es copropiedad de Gaëtan Rousset –quien importa y distribuye una maravillosa selección de vinos naturales cuidadosamente seleccionados–, y de Joaquín Cardoso –chef del Hotel Carlota–, uno de los jóvenes cocineros más talentosos del país.

El menú consta de ingredientes de temporada, frescos y bien elaborados que incluyen vacío con puré de papa con mantequilla, ensalada César, tártara de res, pesca del día con quelites, frijoles y salsa tatemada. No hay que perderse el pastel de chocolate, receta de Alain Ducasse. Los precios van desde $60 a $260

Por copeo ofrecen deliciosos vinos de Corinne y Paul Gillet, Alfredo Maestro, Laurent Fell y, por supuesto, vinos naturales mexicanos de Bichi, todos alrededor de entre $130 y$230 por copa. Por botella se pueden esperar alegrías como los Laherte Frères Champagnes, Oriol Artigas, Matthieu Barret, Louis-Antoine Luyt y Lammidia. Tomando prestada la expresión del póster de Michel Tolmer colgado en la pared de Loup: ¡que vivan los vinos libres!

Los vinos naturales se hacen intentando alterar lo menos posible el proceso de producción. Desde la cultivo del viñedo y la obtención de las uvas como en el proceso de elaboración en bodega y su transformación en vino.

@LoupWineBar

Tonalá 23, Col. Roma