En octubre abrió sus puertas este concepto que enaltece los productos mexicanos. Su concepto es simple: celebrar la herencia de México por medio de cócteles hechos a base de destilados de nuestro país acompañados de platillos de gran calidad.

Espacio:

Al cruzar la gran puerta de la entrada te transportas a un lugar lleno de misticismo. Velas por todos lados, tejidos y una vibra muy boho chic. El espacio fue creado por Jaime Bucay y está compuesto por elementos mexicanos como grandes cactus, cráneos de vaca y textiles que van muy ad hoc con el menú y la selección de bebidas.

RUFINO

Comida:

Te recomendamos pedir varias entradas  para compartir como los mini panuchos hechos de plátano macho con cochinita pibil, las tostadas de atún o unos tacos de camarón, campechanos o pato, para terminar no dejes de probar los churros al mezcal acompañados de fondue de chocolate mexicano. El chef ejecutivo Pablo Sánchez logró un menú balanceado que utiliza productos locales y que resultan en la combinación perfecta para la bebidas.

Bebidas:

Los destilados mexicanos como raicilla, pox, mezcal, tequila, bacanora y sotol; mezclados con ingredientes regionales como nopal, jarabe de chipotle, jarabe de tuna y tamarindo, resultan en cocteles frescos y divertidos. Pero si eres más tradicional o no quieres tomar tanta azúcar también tienen una serie de tragos que han llamado perfect serves – que consisten en mezcal o bacanora con una cerveza artesanal y un plato con chapulines, sal artesanal y fruta.

Luis Saavedra

Ambiente:

Casual y divertido, ideal para tomar unos buenos cócteles con amigos, además de jueves a sábado tienen dj set a partir de las 9:30 pm para los que les gusta seguir a fiesta.

Rufino Gastrobar

Abierto de martes a sábado, 6 pm a 2 am