En febrero de este año, surgieron informes que revelaron que Google probablemente compraría Chelsea Market, donde la compañía es el inquilino más grande. Hoy, Google finalizó el trato y compró el edificio por $2.4 mil millones de dólares.

Mientras que Chelsea Market probablemente es el hogar de uno de los salones de comida más populares de la ciudad de Nueva York, el edificio también es sede de muchas otras grandes corporaciones, incluidas Major League Baseball y Food Network.

Jamestown, el antiguo propietario del edificio, promete que la venta tendrá “poco o ningún impacto en la comunidad y los inquilinos del edificio”, según un informe de Eater. Google ahora posee casi tres cuadras enteras en el vecindario, lo que quizás indique una expansión lenta de la compañía.

Sin embargo, no te preocupes demasiado por el hecho de que Chelsea se encuentre en una toma de control corporativa: por el momento, Google no tiene previsto realizar ningún cambio en el edificio. Chelsea Market seguirá siendo un destino turístico intacto, y uno de los salones de comida más grandes que la ciudad ofrece actualmente, al menos hasta que Anthony Bourdain abra la suya en los Chelsea Piers (que, por cierto, todavía no tiene una fecha de apertura firme). Puedes encontrar Corkbuzz Wine Studio, Chelsea Creamline, Morimoto y Num Pang, todo bajo el techo del mercado. Y Chelsea Market continúa siendo una gran opción para comer en la Gran Manzana.

Por cierto, Grubstreet reporta que los ex dueños del edificio, los inversores de bienes raíces de Jamestown, se han quedado con la propiedad de los derechos intelectuales de Chelsea Market, lo que le da a la compañía la licencia de expandir el nombre de Chelsea Market a otras ubicaciones –lo que significa que podemos esperar ver al menos dos sedes más del mercado gourmet para finales del año tanto en EUA como en Europa.