El ganador del tercer Basque Culinary World Prize, que se otorga a una persona que “mejora la sociedad a través de la gastronomía” ha sido anunciado: el chef nacido en Escocia, criado en Australia, Jonk Zonfrillo. Zonfrillo ha recibido el honor por “defender la cultura de los pueblos originarios de Australia y salvaguardar la tradición culinaria aborigen”.

Zonfrillo se mudó a Australia en 2000 y desde entonces ha estado viajando a comunidades aborígenes remotas, donde ha estudiado los ingredientes indígenas y su importancia cultural. Hasta ahora, la Fundación Orana de Zonfrillo ha catalogado 1,200 ingredientes y espera compartirlos a través de lo que él nombró Indigenous Food Network, una base de datos gratuita en línea que idealmente ayudará a crear oportunidades comerciales para estas comunidades al proporcionarles un medio para comercializar sus productos.

También lee: La fundación de Leonor espinosa recibe el Basque Culinary World Prize 2017

“Mi motivación viene de reconocer una cultura que cultivó y prosperó la tierra en la que vivieron durante más de 60,000 años”, dijo Zonfrillo en un comunicado. “Los primeros australianos son los verdaderos cocineros e ‘inventores de alimentos’ de estas tierras y su exclusión de nuestra historia, y específicamente nuestra cultura alimentaria, es inaceptable. Creo que el mundo de la gastronomía está comprometido con hacer un cambio y aunque nunca hablamos en nombre de los pueblos indígenas, podemos caminar de la mano y juntos hacer cambios positivos para ellos”.

Zonfrillo fue elegido entre un grupo de diez finalistas de todo el mundo, incluidos Virgilio Martínez (Perú) y Dieuveil Malonga (Congo / Alemania). Joan Roca, Massimo Bottura, Dominique Crenn, Gastón Acurio y Enrique Olvera formaron parte del jurado del premio, patrocinado por Basque Culinary Center en colaboración con el Gobierno Vasco. Zonfrillo fue elegido en un voto unánime.

“Durante más de 15 años, Jock se ha dedicado a comprender y promover una de las culturas más antiguas del planeta, la de los pueblos originarios de Australia. Desde una perspectiva centrada en el intercambio y la investigación, este chef escocés ha demostrado el potencial culinario de una herencia ignorada hace mucho tiempo en el mundo. A través de la identificación de ingredientes y tradiciones, y su compromiso de transformar el conocimiento de estas personas en oportunidades de desarrollo, Zonfrillo siembra las semillas para un futuro mejor”, comentó Roca.

También lee: Chefs con causa: cocinando un mejor futuro

El ganador fue anunciado en el Collegio San Carlo de Módena, donde la escritora gastronómica Ruth Reichl también se tomó un momento para rendir homenaje a Jonathan Gold, legendario crítico de restaurantes de Los Ángeles, que recientemente murió de cáncer de páncreas.