En 2016 surgió por primera vez una botella de vino plana y nos pareció una gran idea. Ahora, también es una idea ganadora. La semana pasada, la Compañía Química Dow, anunció a los ganadores de los Premios para la Innovación en Empaques 2018—catalogado como “el programa de premios de empaques, juzgado de forma independiente por más tiempo en la industria”—y la botella plana de Garçon Wines recibió el “Premio Diamond Finalist Award”.

También te podría interesar: Starbucks y McDonal’s están diseñando juntos una taza compostable

Para los consumidores, un premio de empaquetado presentado por Dow Chemical podría no sonar tan emocionante como los Emmy de anoche, pero mirando la urnas de los ganadores, muchas grandes marcas participaron en la competencia de este año, incluyendo Doritos, Green Giant y KitKat. El Premio Diamante superior fue otorgado a Air Assist de Procter & Gamble—una bolsa de plástico llena de gas que es lo suficientemente rígida como para reemplazar botellas dispensadoras de líquidos usando menos material—pero entre los nueve productos que en el máximo nivel de Diamond Finalists está la botella de vino plana de Garçon Wines.

botella de vino, botella plana, botella de vino plana, garçon wines, vino, innovacion, empaque
Cortesía de Garçon Wines

La botella de vino plana fue desarrollada originalmente para resolver un solo problema: lograr que una botella de vino pudiera entrar a través de una ranura de correo tamaño estándar en el Reino Unido para evitar entregas fallidas que pueden ser comunes con el envío de vinos. Pero Dow también señala una serie de beneficios secundarios del diseño—incluida la decisión de usar plástico. “Utilizar PET reciclado en un 100% tras consumo en lugar de vidrio reduce significativamente el peso y costo de envío, elimina posibles rupturas en el viaje y ofrece una solución de material de embalaje más ecológica que el plástico o el vidrio común”, dice Dow en su página web.

También lee: El primer hotel de vinos de Chile es un paraíso exuberante y sustenable

El sitio Packaging World sugiere, que los envíos fallidos no solamente cuestan a la industria británica de comercio en línea cerca de $1 mil millones de dólares al año, pero también genera 900,000 kilos de emisiones de carbono al volver a mandar o ir a recoger el paquete no entregado.

Mientras tanto, alentados por su innovación fortuita, Garçon Wines dijo que su botella actual es “realmente solo la punta del iceberg”. Aparentemente, pronto vendrán envases similares en más países y más productos. “Hemos asegurado la propiedad intelectual de las botellas planas en 35 de los principales países productores y productores de vino y tenemos planes para ingresar a los mercados clave de vinos y licores”, dijo el CEO y cofundador Santiago Navarro a Packaging World. ¿Alguien quiere botellas planas de whisky entregadas directamente a tu puerta?