El clamato con cerveza es por excelencia la bebida cura-crudas, y es una de las más valoradas por los mexicanos. Pero, ¿sabes de dónde surge el Clamato?

En sí, el clamato es originario de Califronia en EUA. Pero su popularidad fue tal, que llegó a tierras mexicanas muy pronto. Cuenta la leyenda que hace más de 20 años, el Clamato preparado fue inventado en el mítico Hotel Lucerna en el bar El Acueducto en Mexicali, Baja California. Y originalmente la mezcla era llamada Chabela.

Sin importar las teorías e historias sobre el origen de esta bebida, la realidad es que a casi todos, nos gusta un buen Clamato. Hoy en en día existen muchas variaciones: con aceitunas, con tocino, pepinillos, con mariscos y tamarocas.

Fun fact: ¿sabías que la palabra clamato viene de clam -almeja en inglés- y tomato? clam-a-to.

Si se te antojó un Clamato tanto como a nosotros, aquí te dejamos nuestros 4 lugares favoritos para probarlos:

Chetito

Su famoso clamaroca es la opción para tu tarde de viernes.

Amigos, toda la semana trabajaremos en horario habitual. Los esperamos! Foto: @analorenzana ??

Una publicación compartida por Taquería (@chetitomx) el

Dirección: Guanajuato 239, Roma Norte, CDMX.

Balmori

El típico clamato con salsas, no decepciona.

Dirección: Zacatecas 139,Roma Norte, CDMX.

La Chicha

Delicioso y refrescante, ideal para ir con los amigos.

Taquitos de chinita, un clamatito, peli…no sé! Piénsalo… #lachichacineteca #alacarta

Una publicación compartida por La Chicha (@lamaschicha) el

Dirección: Orizaba 171, Roma Norte, CDMX.

L’encanto de Lola

Imperdible. Con cacahuates, gomitas y tamarindos con chile.


Dirección: Amargura 14, San Ángel, CDMX.