Aprende a hacer este refrescante helado de coco

Pon a prueba esta fácil receta y prepara helado de coco para refrescarte en los días calurosos.

El helado de coco natural es además de delicioso, una receta fácil de preparar y de manera económica. Además, una de las ventajas de hacer tu propio helado es que puedes controlar los ingredientes que utilizas y adaptarlos a tus preferencias.

También puedes leer: Platillos sin carne para esta cuaresma

Para hacer este helado se necesitan muy pocos ingredientes y te sorprenderás con su resultado y lo fácil que es hacerlo. Esta receta básica la podrás adaptar a tu gusto añadiendo trozos de frutas, chocolate o frutos secos y tener así diferentes versiones de este helado.

Aprende a hacer este refrescante helado de coco
Foto: Canva

Ingredientes:

* 250 g de nata para montar (con un 35% de materia grasa)

* 400 ml de leche de coco

* 250 g de leche condensada

* 1 pizca de sal

* Opcional: 50 g de chips de coco o coco rallado

También puedes leer: Cócteles para los amantes del café fáciles de preparar

Preparación:

1. Eleva 250 g de nata con un 35% de materia grasa. Para ello, tendremos la nata fría y la elevaremos utilizando un globo o un robot de cocina, lo que tengamos por costumbre. La levantaremos hasta que esté bien firme y la reservamos.

2. A continuación, en un bowl amplio, echa 400 ml de leche de coco. Añade 250 g de leche condensada y 1 pizca de sal

3. Mezcla todo bien con un globo hasta tener una mezcla cremosa y a continuación añade 50 g de chips de coco o coco rallado y mezcla de nuevo. Este ingrediente es opcional y si no nos gusta la textura que aportan al helado, podemos evitarlo.

Aprende a hacer este refrescante helado de coco
Foto: Canva

4. Añade la nata montada integrándose suavemente en la mezcla con una espátula. Cuando tengas la mezcla lista, guárdala en la nevera durante 1 hora para que se enfríe bien antes de mantecar el helado.

5. Una vez pasado el tiempo de enfriado, pasa a mantecar el helado. Si no tienes heladera, pasa la mezcla a un recipiente hermético y mételo en el congelador. Cada 30 minutos, y por lo menos durante 3 horas, saca la mezcla del congelador, remueve con un tenedor o un globo y vuelve a guardar en el congelador. De esta forma, evitas que se formen cristales y conseguirás un helado cremoso.

6. Una vez listo, sirve en un bowl o en un coco partido para que quede más original y vistoso. Decora con unos chips de coco para darle textura y listo para degustar.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest / Youtube