Cerca del Mercado de Medellín sucedió un milagro bolivariano: en un mismo lugar algunos países de América Latina comparten un pedacito de terreno. Es el Comedor de los Milagros, un mercado gourmet que reúne varios de los grandes antojos de la cocina latina.

Este no es un mercado high-end. Aquí se respira un ambiente casual y hasta bohemio que invita a comenzar la fiesta en cualquier momento. La decoración es sencilla, con algunas artesanías de latitud austral e incluso banderas colgantes que anuncian algo de las gastronomías que puedes encontrar entre los locales. Al centro de todo, una barra unifica el lugar. Desde ahí puedes pedir alguno de los cocteles de autor creados por el mixólogo Burrín como el GNT Pa’ Llevar que se sirve en bolsita de celofán. Entre sus ingredientes están el gin, Angostura Orange y el agua tónica.

A diferencia de otros conceptos de este tipo, la oferta gastronómica de Comedor de los Milagros es de lo más original: sazones directamente importados de Colombia, Venezuela, Argentina, Brasil, Perú y Uruguay. Pero como la cocina mexicana no podía faltar, también existe un local de tacos, una cafetería que vende donas desde la mañana y un stand de palomitas.

Si vas, no te pierdas de las arepas reina pepiada o de los cachapos de carne deshebrada servidos con crema y queso de la cocina de La Carajita. Si lo tuyo es la carne, puedes pedir los espetinhos servidos con farofa (harina de yuca tostada) y con coxinha (empandillas fritas con pollo y perejil) de la propuesta brasileña de Meu. Para el antojo de pizzas estilo uruguayo ponte en las manos de Agárrate Catalina.

Pero si tu hambre también es de diversión, de jueves a sábado algunos grupos y dj’s en vivo le ponen sabor a sus instalaciones con música para bailar. Seguramente en Comedor de los Milagros vas a encontrar tu verdadero poder latino.

@comedordelosmilagros

Medellín 221, Roma Sur, CDMX