Acusan a Bonafont de extraer agua de pozos clandestinos en Puebla

Los pobladores mantienen el plantón en las inmediaciones de la embotelladora.
camion-bonafont

Desde hace más de un mes, algunos pueblos indígenas de la región aledaña a los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl mantienen un plantón indefinido frente a las instalaciones de la embotelladora Bonafont, ubicada en la carretera México-Puebla, en el municipio de Juan C Bonilla.

En una conferencia de prensa llevada a cabo en el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, en la Ciudad de México, los representantes de los pobladores náhuas de la zona cholulteca y de los volcanes, señalaron que no permitirán que esta empresa opere de nuevo, ya que es la causa de que sus pozos se estén secando.

Los pobladores aseguraron que desde hace 29 años que se instaló en su territorio, la empresa Bonafont ha “saqueado” más de un millón de litros de agua al día directo de los mantos acuíferos de su región, provocando graves afecciones a pozos, lagunas y manantiales, lo que afecta las actividades agrícolas y otras fuentes de autoempleo de la población.

También te puede interesar: ¿Por qué es importante la diversidad marina al comprar nuestros insumos?

Reiteraron que se tomó la decisión de un plantón en las instalaciones de la multinacional, identificadas como Embotelladora Arcoíris SA de CV, debido a que más de la mitad de los pozos artesanales que hay en la zona ya se secaron.

También te puede interesar: 6 datos sumamente alarmantes que expone el documental Seaspiracy

botella-agua
Foto: Unsplash

Habitantes de la comunidad señalaron que camiones, camionetas tipo pick-up y hasta vehículos particulares han sido vistos transportando garrafones Bonafont, en un principio pensaron que se trataba de personas que “pirateaban” las tapas y sellos de la empresa, pero con el paso de los días dicen haber confirmado que se trata del mismo corporativo explotando pozos clandestinos, cosa que creen se debe al desabasto de agua que ya se presenta en la zona por el cierre de la planta.

También te puede interesar: ¿Cuánta comida desperdiciamos?

Por esta razón, los pobladores exigen a las autoridades municipales que realicen una inspección en la zona y se exhiba el permiso de la Comisión Nacional del Agua; de lo contrario, demandaron que sea clausurada la planta, situación que, de acuerdo con el vicepresidente de Asuntos Corporativos de la embotelladora, Fabrice Salamanca, podría hacerse realidad si el paro continúa.

Por su parte, desde que inicio el plantón el pasado 22 de abril, el gobierno del estado se deslindó por tratarse de un conflicto social de índole federal y únicamente ha solicitado al Instituto Mexicano de Tecnologías del Agua, comprueben que Bonafont se encuentra cumpliendo con lo establecido desde que se le otorgó la licencia.

Síguenos en Google News para mantenerte informado