5 tips para enfriar vino rápidamente

Utiliza estos hacks la próxima vez que quieras enfriar tus botellas.

Seguramente estás al tanto del viejo truco de la cubeta llena de hielos. Pero ¿lo estás haciendo correctamente? aquí te decimos la mejor manera de hacerlo y qué debes evitar para tener un vino fresco rápidamente.

También te puede interesar: Vuélvete experto en vino mexicano con este curso online

Envuelta en un paño mojado

Este truco es muy cómodo cuando tienes un poco de prisa. Humedece una toalla delgada con agua fría y cubre la botella con ella, de esta manera la temperatura será mucho más fresca, pero eso sí, no esperes que esté helada. Simplemente ayuda a aislar el calor.

En el refrigerador

Sí, es la forma más común de enfriar vinos. Sin embargo muchas veces caemos en error de colocarlos de manera vertical en las puertas del refrigerador y esto sólo provoca que baje la temperatura solamente de ciertos lados de la botella. La mejor manera de conservar la botella fría es que la coloques acostada (horizontalmente) en una de las repisas de en medio de tu refrigerador, así se enfriará uniformemente.

En cubeta

Cuando se enfría vino en cubeta debes asegurarte de sumergir la botella completamente en el hielo, de otra manera terminarás con un vino frío abajo y templado en la parte de arriba. Lo recomendable es que pongas un poco de hielo al fondo del recipiente, introduzcas la botella y después el resto del hielo hasta el corcho.

botellas frías

Pixabay

Hielos (plásticos) y uvas

Este método es más para emergencias (pero igual funciona bien). Seguramente has visto aquellos hielos plásticos ecológicos que ayudan a no gastar tanta agua y son de gran tamaño, estos sirven súper bien cuando tienes prisa y te urge vino. De hecho es muy efectivo porque no añade agua al vino. Si no tienes de este tipo de hielo, puedes utilizar uvas congeladas, que provocan el mismo efecto. Nunca está de más congelar un pequeño racimo de uvas blancas como reserva.

Copas al refrigerador

Al igual que el punto anterior, este método es el último recurso que quieres utilizar (pero es efectivo). Si tus invitados ya están inquietos por su Chardonnay, puedes servir copas y taparlas con un poco de plástico para envolver y meter al refrigerador por 15 minutos, es una forma eficaz de solucionar el problema en lo que esperas que el resto de la botella se enfríe.