El Festival del Vino en Oaxaca (FEVO) es un encuentro entre productores y consumidores que busca fomentar la cultura del vino y otras bebidas en los habitantes y turistas de Oaxaca a través de catas de vino, degustaciones y talleres.

Aquí cinco bebidas que descubrimos en la cuarta edición FEVO junto a la sommelier Sandra Fernández, reconocida en el medio vitivinícola y culinario como una de las Top Sommeliers de México. Sandra tiene más de 20 años de experiencia, siendo la única persona en México que ostenta los siguientes grados de certificación: Certified Wine Educator, Certified Specialist in Wine, Certified Specialist in Spirits obtenidos en The Society of Wine Educators.

1.- Vinos Conde de Villaseñor


Finca Villaseñor nace de la unión de tres amigos (dos españoles y un mexicano) que decidieron formar Bodegas Conde de Villaseñor para comercializar sus propios vinos, procedentes de un viñedo situado en la Rioja Alavesa.

El desarrollo técnico alcanzado por la viticultura riojana a lo largo de su milenaria historia constituye una de las claves de la gran calidad, prestigio y singularidad de los vinos de Bodegas Conde de Villaseñor.

De las cuatro variedades de uva aceptadas por el Consejo Regulador, la que ha destacado por sus características es la uva Tempranillo, con la cual se elabora este vino español. Es un vino que envejece de manera muy digna, manteniendo un equilibrio entre estructura, color y acidez. Además, tiene una excelente relación precio-calidad. condedevillasenor.com

2.- “61” Vermouth


Esta bebida se envasa en una botella jerezana para reivindicar la personalidad vinícola del vermouth. El cual está elaborado con 100% verdejo y es fruto del coupage de un cincuenta por ciento de vino fermentado en barrica criado sobre lías y otro tanto de verdejo joven. El objetivo es que el resultado, macerado con la selección de botánicos escogidos por Roberto L. Tello, exprese y respete el carácter de la uva.

La mezcla del verdejo junto a las esencias de los botánicos le dan a este vermouth un color caoba con reflejos ambarinos y aroma intenso donde predominan el hinojo, la flor de saúco, el tomillo y el romero, aromas característicos de la variedad Verdejo. Boca equilibrada con un final amargo, agradable y largo, dejando los recuerdos balsámicos encontrados en nariz. cuatrorayas.es

3.- Ron La Gloria

Todo comenzó en 1949, cuando Don José Seoane Lavín trajo a México directamente de la provincia cubana de Camagüey la caña “Jaronu” que, al mezclarse con las mejores variedades de cañas mexicanas, dio vida a “Caña Diamante®” con la que cuidadosamente elaboran cada una de las botellas de ron La Gloria.

La “Caña Diamante”, se distingue por poseer mieles más abundantes y mayor riqueza en sus azúcares, es plantada de manera selectiva en 80 hectáreas de los cañaverales de “El Tamarindo”; el cual, situado a las orillas del Río La Antigua, cuenta con excelentes tierras negras ideales para su cultivo mediante un preciso sistema de riego por goteo.

Nuestro favorito fue el ron añejo cristalino que se logra a través de un proceso de doble filtración del ron añejo tradicional para crear así un producto cristalino, puro y único en su clase. Este ron se caracteriza por sus tonos y aromas ligeros y delicados propios de la caña pura. interamericana.mx

4.- Vino Martín Berdugo

La elegancia hecha vino. Un Ribera diferente, de color rojo picota intenso, que presenta un perfecto ensamblaje entre fruta y madera. Destaca la abundancia de fruta, junto a notas de confitería, cacao, tostados, vainilla, muy aromático, en un conjunto elegante, complejo y atractivo. Bien estructurado, con un tanino pulido, aromas abundantes de fruta roja fresca, muy buena acidez y largo final.  Con años por delante para evolucionar y redondearse en botella. Lo encuentras en: acento-mexico.com

 

Para saber más acerca del festival su página oficial.