Tenemos la receta del pan de muerto de Bakers

Este pan te hará brillar en la ofrenda familiar.
pan de muerto-bakers-receta

Agua de azahar, mantequilla y cáscara de naranja son los aromas e ingredientes que inundan las panaderías durante octubre y los primeros días de noviembre. En México hay distintas formas de pan de muerto, además de los redondos clásicos, por ejemplo, los antropomorfos con masa de bolillo, que se encuentran en la Mixteca Poblana y en la Huasteca, o una variedad chiapaneca también con cuerpo humano que se prepara con manteca de cerdo; hasta aquellos que se encuentran en Oaxaca hechos con pan de yema y una cara incrustada, entre otros.

En esta ocasión tenemos una versión clásica con un twist. La panadería Bakers nos compartió su receta para consentir los paladares durante esta temporada de otoño. Tiene algunas modificaciones que lo hacen irresistible: no lleva naranja sino mandarina, para aprovechar los ingredientes de temporada, y no tiene cabeza, sino puros bracitos.

  • Tiempo de preparación 4.5 horas
  • Tiempo de cocción 20 minutos
  • Tiempo total de preparación 5 horas
  • Porciones
    • 30 porciones

    Ingredientes

  • 11 tazas (1500 gramos) de harina
  • 1 1/4 cucharadas (25 gramos) de sal
  • 6 cucharadas (60 gramos) de levadura
  • 7 huevos
  • 3 yemas de huevo
  • 2/3 de taza (150 mililitros) de jugo de mandarina
  • 1 1/3 de taza (320 gramos) de leche
  • 2 cucharadas (30 mililitros) de agua de azahar
  • 1 3/4 tazas (375 gramos) de azúcar
  • 3 1/4 tazas (650 gramos) de mantequilla
  • 5 mandarinas, la ralladura
  • aceite para engrasar
  • PARA LOS HUESITOS
  • 1/2 de taza (60 gramos) de harina
  • 3 huevos
  • TERMINADO
  • 1 2/3 de tazas (300 gramos) de mantequilla fundida
  • 2 1/2 tazas (500 gramos) de azúcar
  • Utensilios

  • Bowl
  • Charola
  • Batidora
  • Raspa
  • Bolsa de plástico o plástico para cubrir
  • Horno
  • Rejilla
  • Brocha

    Pasos

  1. En un bowl mezcla la harina con la sal y la levadura con el huevo, las yemas, el jugo de mandarina, la leche y el agua de azahar. Amasa hasta que se integre.
  2. Agrega el azúcar en tres partes hasta que se integre, después agrega la mantequilla también en tres partes, por último agrega la ralladura de mandarina. Amasa hasta que quede una masa elástica
  3. Nota: Si amasas a mano, el amasado dura alrededor de 30 minutos. En caso de que lo hagas con batidora, usa el gancho para pan y coloca la primera tanda de ingredientes durante 4 minutos a velocidad baja y luego bate a velocidad media otros 6 minutos más. En ambos casos la segunda tanda de ingredientes (azúcar, mantequilla y rayadura de mandarina) se integra en tres partes.
  4. Deja que la masa repose en bloque, es decir, pon la masa en un tazón engrasado con aceite y cúbrela con una bolsa o película de plástico para que no se reseque la masa. Como tip optativo, puedes dejar reposando la masa en frío adentro del refrigerador durante 12 a 48 horas, o bien puedes dejarla 1.5 horas a temperatura ambiente, hasta que duplique su volumen. Mientras más tiempo repose, el sabor de la fermentación será más concentrado y rico.
  5. Enharina la mesa donde vas a trabajar, coloca encima la masa. Separa 10% de la masa para los huesitos, esto es equivalente a 300 gramos. El resto de la masa sepárala en porciones de 80 gramos.
  6. Bolea cada pieza y colócalas en una charola engrasada con aceite. Cuida la separación entre las piezas (recuerda que al final van a triplicar su volumen). Una vez que las acomodaste, cubre de nuevo con una película de plástico y deja fermentar alrededor de 1.5 horas o hasta que dupliquen su volumen. Evita corrientes de aire, para que la masa esponje bien.
  7. PARA LOS HUESITOS. Enharina la mesa de trabajo nuevamente. Agrega harina a los 300 gramos de masa que separaste para los huesitos, amasa hasta integrar y deja la masa un poco más seca. Separa 30 bolitas pequeñas del mismo tamaño y bolea, después divide cada bolita en dos para armar los huesitos. Utiliza la mesa, con ayuda de los dedos índice, medio y anular, para estirar la masa y que queden de aproximadamente 15 centímetros.
  8. Coloca dos huesos grandes entrecruzados encima de cada pan, de modo que queden cuatro huesos que cubran cada cuarto de la pieza. Repite con todas las piezas de pan. Espera a que termine la segunda fermentación y recuerda precalentar el horno a 180 °C durante 20 minutos antes de que termine este proceso.
  9. Hornea alrededor de 20 minutos. Al sacarlos del horno, deja que los panes se enfríen sobre una rejilla, para que no se concentre la humedad.
  10. TERMINADO. Barniza cada un pan con mantequilla fundida dos veces. Después de la segunda barnizada, coloca el pan en un recipiente con azúcar para que se espolvoree. Repite con cada pan. ¡Disfruta!