Olvídate de los sustitutos del pan molido, las hojuelas secas de papa son el secreto para esta receta de schnitzel ultra crujiente y sin gluten.

    Enharina el cerdo en hojuelas secas de papa antes de freírlos en mantequilla para formar una corteza increíblemente crujiente sin gluten. Sumerge las proteínas en huevos batidos antes de recubrirlas con las hojuelas, presionando para ayudar a que se adhieran.

    • Prep Time30 min
    • Total Time45 min
    • Yield4 porciones

      Ingredientes

      • ¼ de taza de mayonesa
      • 2 cucharadas de pimiento picante, sin semillas y picado
      • 1 cucharada de cebollín fresco picado
      • Sal kosher y pimienta
      • 3 huevos grandes
      • 1½ tazas de hojuelas secas de papa (ver nota)
      • 4 chuletas (de 115 gramos) de cerdo deshuesadas; golpéalas ligeramente hasta obtener un grosor de 0.5 cm
      • ¼ de taza de mantequilla sin sal
      • ¼ de taza de aceite de oliva extra virgen
      • Sal marina y gajos de limón amarillo, para servir

      Method

      1

      Mezcla la mayonesa, el pimiento picante y el cebollín en un tazón pequeño. Sazona al gusto con sal y pimienta.

      2

      Bate los huevos con una pizca de sal en un tazón. Esparce las hojuelas de papa en otro tazón. Sazona las chuletas de cerdo con sal y pimienta. Sumerge las chuletas de cerdo en el batido de huevo, dejando que el exceso gotee dentro del tazón. Enharina las chuletas de cerdo con las hojuelas de papa, presionando para ayudar a que éstas se adhieran.

      3

      Calienta la mantequilla y el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto hasta que la mantequilla se derrita. Trabajando por tandas, añade el cerdo y cocina hasta que se dore y esté crujiente (unos 2 minutos y 30 segundos por cada lado). En un plato forrado, coloca las chuletas con papel de cocina. Espolvorea con sal marina y sirve el cerdo con la mayonesa de pimiento picante y los gajos de limón amarillo.