Receta: Pastel de tres leches de chai masala

tres leches con chai

Precalienta el horno a 160º C. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea con un poco de harina. Corta un pedazo de papel para hornear con la medida del molde y ponlo como base.

Haz el pastel. En un bowl mezcla los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el polvo para hornear y la sal. En otro bowl integra bien los ingredientes líquidos: las yemas de huevo, el aceite vegetal, el agua y la vainilla. En una batidora a velocidad media, bate las claras de huevo y la crema tártara hasta formar picos suaves. Baja la velocidad de la batidora e incorpora alternadamente un cucharón de los ingredientes secos y otro de los líquidos. Tu mezcla debe quedar tersa. Vacía la mezcla final en un molde y hornea por 35 minutos o hasta que al meter un palillo salga seco. Saca el pastel del horno y déjalo enfriar por media hora. Desmóntalo y deja enfriar media hora más.Haz las tres leches. Truena un poco la vaina en la que se encuentra el cardamomo. Luego tuesta cada una de las especias por separado y muélelas en un molcajete o licuadora hasta obtener un polvo homogéneo. En una olla mediana pon la leche de coco, la leche entera, el piloncillo y las especias molidas. Calienta a flama media hasta que alcance el hervor. Agrega el té negro y hierve a fuego alto hasta que el líquido suba sin desbordarse. Baja la flama y repite el proceso. La leche debe quedar un poco espesa y de color café. Agrega lentamente la crema para batir y cocina a fuego bajo durante 1 minuto más para que las leches se integren. Refrigera 1 hora.

Haz el relleno. En una batidora bate la crema y el azúcar hasta obtener picos. Cuando el bizcocho del pastel aún esté tibio corta la superficie; corta también el pastel a la mitad para rellenarlo. Coloca la parte inferior en el platón donde lo vas a presentar y la parte de arriba en otro plato. Perfora ambos bizcochos con un tenedor y cubre con la mezcla de las tres leches hasta dejarlos totalmente mojados. Cubre la parte inferior con la crema batida y acomoda las fresas reservando media taza para decorar. Coloca encima la otra parte del pastel, agrega un poco más de las tres leches y cubre con el resto de la crema batida y las fresas. Deja reposar 3 horas en el refrigerador para que los sabores se incorporen.