Me reconcilié con el huevo y esta es mi nueva forma de comerlo

Un chorrito de leche de coco les dará una textura cremosa
huevos esponjosos

Durante más de una década los huevos y yo no tuvimos relación. Unos dos años atrás comencé a darles otra oportunidad, sobre todo por su versatilidad, sencillez y por ser una opción bastante saludable. Comencé con huevos duros, porque no tenía que olerlos mientras se cocinaban, pero con pasitos de bebé fui haciendo preparaciones más osadas —no en técnica, pero respecto a mi aversión—. Así fui conquistando pequeñas preparaciones hasta llegar a mi Everest: los huevos revueltos.

También te puede interesar: Tips para dominar la técnica de pochar huevos

Un día leí un artículo sobre distintas preparaciones y me di cuenta del abanico de posibilidades al cocinarlos. Un factor en común es el uso de algo que le dé cremosidad a la preparación, el otro es la mantequilla. Para mí, la tercera parte y algo que quizás raya en la obsesión es que no me gusta cocinar los huevos con verduras. Preparo cada uno por su lado y al final los junto en el plato, quizás en una rebanada de pan de masa madre untada con aguacate.

Ahora, son uno de mis platillos estrella, los hago cuando quiero consentirme y comer algo rico sin tener que pasar horas cocinando y posteriormente lavando trastes. Mi ingrediente sorpresa es la leche de coco, que los vuelve super cremosos y con unas notas mantequillosas que te encantarán.

  • Tiempo de preparación 10 minutos
  • Tiempo total de preparación 20 minutos
  • Porciones
    • 2

    Ingredientes

  • 4 huevos medianos
  • 1 cucharada de leche de coco
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Sal rosa del himalaya
  • Pimienta negra

    Pasos

  1. Rompe los huevos y vierte en un bowl. Agrega la cucharada de leche de coco y sal y pimienta al gusto. Revuelve con un tenedor hasta que la mezcla sea del mismo color.
  2. Precalienta una sartén antiadherente a fuego bajo y agrega la cucharada de mantequilla. Mueve constantemente, cuidando que no se queme, hasta que esté completamente derretida —cerca de 2 minutos—.
  3. Vacía el huevo revuelto en la sartén y cambia el fuego a medio bajo. Deja que se cocine sin moverlo, unos 2 minutos, hasta que la capa de abajo esté cocida. Entonces con mucho cuidado mueve la mezcla, rasgando un poco la capa inferior para que el huevo que sigue crudo entre llegue a la parte de abajo de la sartén. Espera otro par de minutos y voltea, para que la parte que sigue cruda arriba se siga cocinando, deja otros dos minutos. Rompe el huevo en trozos grandes y apaga el fuego. Espera otros dos minutos para que termine de cocinarse la mezcla. Sirve inmediatamente con tocino, verduras o lo que sea que se te antoje.