¿Por qué deberías de tener un lote de huevo duro en tu refrigerador?

Los lotes de huevo pueden durar 7 días en el refrigerador.
huevo duro

El huevo duro es uno de los alimentos más longevos en la historia de la cocina. Desde el año 500 a.C. las personas hervían huevos y en ocasiones los conservaban en encurtidos. Hasta la fecha la misma técnica de cocción se aplica y los huevos duros se comen igual en desayunos que en cenas.

En estos tiempos de incertidumbre y de resguardo, tal vez no es mala idea tener una buena cantidad de huevos duros en un contenedor para incorporarlos nuestras comidas durante el día.

La gran ventaja de tener un lote de 5 o 10 huevos en el refrigerador es que lo puedes integrar en tus platillos con muchísima facilidad. Los huevos duros son súper versátiles. Lo puedes comer solos con sal y pimienta, en ramen, en ensalada, en tacos, en sándwiches y avo toast. Las mezclas son infinitas. Además, duran en el refrigerador de 7 a 9 días en buen estado.

Sí, la cocción puede ser un poco engañosa, pero según el experto en ciencia gastronómica, Harlod McGee, para que huevo esté completamente cocido debe estar en el agua hirviendo de 10 a 15 minutos, dependiendo del fuego, yo recomiendo un fuego bajo.

Claro que el agua no es el único método para hacer un huevo duro. En Finlandia y algunos lugares de México, las personas cuecen sus huevos enterrados en las cenizas del asador o fogata controlada por unos 10-12 minutos, le da un aroma ahumado. Con ayuda de unas pinzas hay que darles vuelta y esperar a que suden, esas pequeñas gotas son el indicador de que los huevos están listos.

Para pelar un huevo duro, lo mejor es dejarlo dos minutos a que se enfríe y luego rodarlo sobre una tabla, ejerciendo muy poca presión con las palmas. La cáscara se aflojará un poco y no será un problema que se rompa o se deshaga. Una vez pelados y fríos, guarda en un recipiente de tapa hermética en el refrigerador.