Los huevos pochados o escalfados suenan más complicados de lo que realmente son. A muchos les da miedo que se pasen de cocción, se rompan o simplemente no salgan como lo esperas. Pero no es tan difícil una vez que agarras práctica.

También te puede interesar: Toma en cuenta estos tips la próxima vez que hagas una vinagreta

Aquí te damos algunos tips para que queden perfectos:

  1. Los huevos deben estar frescos, olvídate de usar los huevos que llevan muchos días en tu refrigerador.
  2. Procura que la olla sea grande y con suficiente espacio para hervir una cantidad abundante de agua.
  3. Añade una cucharada de vinagre, esto ayuda a que la clara se cocine antes que la yema.
  4. Baja la temperatura, no pongas los huevos en un demasiado caliente.
  5. Una forma sencilla para obtener una forma redonda, es poner el huevo en un recipiente de cerámica y luego ponerlo en agua.
  6. Trata de mantener el fuego medio-bajo, pero que siga burbujeando, esto ayudará a que no se cuezan de más.

    Pexels
  7. Normalmente se tardan de tres a cinco minutos en estar listos.
  8. Muévelos constantemente con una cuchara de metal grande para que no se peguen.
  9. Lo recomendable es no añadir sal al agua.