Para aquellos que no están familiarizados con la calabaza en tacha (de lo que se han perdido) se trata de un postre muy particular de esta época del año. Consiste en la elaboración de la pulpa de la calabaza mantequilla (la naranja que todos conocemos gracias a las películas de terror) hervida junto con miel de piloncillo, agua y canela.

Solo que ésta vez Elena Reygadas la presenta de una forma diferente, combinando lo dulce y lo amargo, y agregando de ésta forma un toque de ajo a la mezcla, mientras que la masa del pan se mantiene a la elaboración tradicional, pero única de la panadería Rosetta, de hojaldre de mantequilla.

Hablando sobre sus otros productos de temporada, Elena nos platicó de su pan de muerto – que a diferencia del pan común, lleva un toque de azahar y romero – manteniendo una buena miga gracias a la fermentación de la masa, mostrándose más aireado (esponjoso) que el tradicional. Otro dato curioso es que éste pan llega a durar muchos días, gracias a la masa madre, la cual se destaca por ser la mezcla homogénea de harina y agua, sin contener ningún tipo de levadura (en pocas palabras la masa tradicional).

Rosetta presenta pan calabaza en tacha
Natalia García

Si no has probado ninguno de los productos, te invitamos a que te des una vuelta por la Roma y degustes los productos que Rosetta tiene para ti.