Nopal para el postre: una refrescante receta de nieve

Un poco de chile piquín le da este toque picante que recuerda a los dulces de nuestra infancia.
nieve de nopal

Cuando mencionamos el nopal, probablemente un postre no es lo primero que se te viene a la mente. Pero si piensas en los jugos verdes con piña y apio puedes llegar a la conclusión de que su sabor no está del todo peleado con lo dulce.

Hay algunas neverías tradicionales y de feria en las que puedes encontrar este exótico sabor e incluso Jorge Vallejo hizo su versión en Quintonil. Así que si te sientes con ganas de experimentar, acá te dejamos una receta para hacer nieve de nopal casera que lleva un poco de piña y va servida con chile piquín —con esos sabores ácidos y ligeramente picantes que tanto nos gustan—.

  • Tiempo de preparación 10 min.
  • Tiempo total de preparación 5 horas
  • Porciones
    • 1 litro

    Ingredientes

  • 7 nopales chicos limpios
  • ½ taza de jugo de limón
  • ½ taza de piña madura cortada en cubitos
  • ½ taza de agua
  • ¼ de taza de azúcar
  • Chile piquín o Miguelito al gusto
  • Utensilios

  • 1 refractario de hermético de un litro

    Pasos

  1. En una licuadora coloca los nopales, el jugo de limón, la piña y el agua. Presiona hasta que todo esté completamente molido. Deja reposar 2 minutos.
  2. Transfiere la mezcla por un colador de metal para quitar cualquier residuo sólido. Añade el azúcar poco a poco mientras revuelves lentamente con un globo o batidora de mano. Mezcla todo, hasta que el azúcar se disuelva por completo y la mezcla sea homogénea.
  3. Coloca la mezcla en el congelador durante 5 horas, o deja que repose toda la noche.
  4. Saca 5 minutos antes de servir. Coloca un par de bolas de nieve en un vasito y espolvorea con chile piquín al gusto.