McDonald’s es una cadena gigante de comida rápida. No es una compañía de tecnología. Si encuentras un error en el sitio web de la marca, probablemente lo atribuiría a “¿Afectará esto realmente mi compra de una hamburguesa con queso?” Dicho esto, incluso las empresas tradicionales pueden tener problemas digitales, y un potencial descuido que, según informes, descubrió Business Insider podría terminar costándole a alguien su trabajo.

Aunque Business Insider no reveló la forma en que realizó estos supuestos hallazgos, el sitio escribe: “Si observas los detalles de muchas de las fotos en el sitio web de McDonald’s, hay una capa llamada ‘retocada’. Al encender y apagar la capa, se revela que los elementos del menú ya estilizados se veían como en la sesión de fotos y su aspecto después de una edición”. Para decirlo de otra manera, McDonald’s supuestamente no retoca las imágenes de sus alimentos, lo cual hay que aclarar, es normal a través de la industria, pero por alguna razón el equipo de tecnología de la compañía ha guardado tanto la imagen original como la corregida en un solo archivo, lo que significa que cualquiera que descargue ese archivo puede ver ambas versiones de la foto. Guardar archivos de esta manera es una característica común en el software de edición de fotos como Photoshop; sin embargo, hacer que este tipo de archivos sean públicos parece un error. (Aunque, al mismo tiempo, dado que las capas múltiples no se pueden ver a simple vista, también es un poco extraño que este problema haya sido descubierto tan facilmente).

Armado con ambos conjuntos de fotos, Business Insider fue capaz de hacer GIF’s animados que comparaban las dos imágenes, mostrando implacablemente las diferencias mediante el cambio entre la versión original y la retocada.

McDonald’s y otros restaurantes de comida rápida ya han sido criticados en el pasado por vender comida que no está a la altura de sus imágenes publicitarias, por lo que los GIFs recalcan la idea de cuánto trabajo pasan compañías como McDonald’s para controlar cómo luce su comida.

 

 

Según BI, “McDonald’s no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Business Insider”. Aunque para ser justos, ¿qué diría realmente McDonald’s? Es como atrapar a alguien comiendo una uva en el supermercado y luego preguntarle qué está haciendo. “Uh, me estoy comiendo una uva”. Pero independientemente de cómo vayan a reaccionar, probablemente sea seguro decir que el equipo web de McDonald’s no se divertirá en este fin de semana.