Cora Cowles, una madre de dos que vive en Detroit, tuvo una epifanía después del nacimiento de sus hijos. Primero vino la inevitable reorganización de las prioridades, fue entonces cuando se dio cuenta que quería pasar el mayor tiempo posible con sus hijos y estar en sus vidas lo más que se pudiera. También había algo extra: con un interés en la alimentación saludable, Cora vio en sus hijos un par de esponjas sedientas de conocimiento para el futuro. Decidió que los llevaría a la cocina y los pondría en medio de todo desde una edad temprana. Mostrarles su camino alrededor de un recipiente para mezclar y cacerolas, enseñarles cómo manejar los ingredientes y preparar una comida. Pero no se detendría allí. ¿Por qué no invitar a más niños a su cocina?

A gran escala, tal esfuerzo podría pagar con dividendos – haciendo mella en problemas como la hipertensión y la obesidad y la diabetes que hay en su ciudad, al enseñar a la próxima generación una mejor forma de comer y vivir. Una cocina y una comida a la vez.

Cowles convirtió su idea en un programa que llamó The Kitchen Crew, que se lanzó en Motor City a principios de 2017 y está cerrando el año con grandes ambiciones. Para empezar, le gustaría asegurar un espacio permanente en Detroit con el que el programa pueda operar, ya que se extiende a través de un puñado de espacios comerciales de cocina en este momento. A Cowles también le gustaría tener un jardín adyacente, donde los niños participantes puedan cultivar sus propios productos que luego se llevan a la cocina para prepararlos.

La primera clase de Kitchen Crew se llevó a cabo en la sala de estar de Cowles en febrero del año pasado. Invitó a algunos amigos que tenían sus propios hijos y ese primer grupo de media docena de niños hizo gnocchi con pesto y prosciutto crujiente, galletas de torta dulce y helado de snickerdoodle. Todo desde cero.

Las clases se ofrecen para niños entre 5 y 15 años de edad, dentro y alrededor de Detroit. Usualmente duran alrededor de dos horas y están programadas los fines de semana, cada segundo sábado del mes, con clases que a veces se llevan a cabo entre esas fechas también.

Hasta ahora, es el boca a boca lo que impulsa las cosas. The Kitchen Crew tiene una presencia en Instagram – @ thekitchencrew- y un plan bastante directo para ayudar a criar a una nueva generación de amantes de la salud en una ciudad que ha estado intercambiando una historia de decadencia por una de renovación y promesa.

“Son los resultados en la salud, eso es una cosa”, dijo Cowles sobre su motivación para el programa. “También es … conciencia, creo que es la palabra correcta. A veces tengo niños que parecen, ¿el puré de patatas no viene de una caja? Y no los culpes. Los padres hacen lo mejor con lo que pueden. Lo entiendo. Pero quiero que entiendan: no, las papas vienen del suelo, y así es como las conviertes en puré de papas”.

“Algunos niños nunca han visto, no sé, una papaya. Solo para abrirles los ojos y enseñarles mucho más de este pequeño mundo. Espero que les inculque otra capa de aventura, asombro y admiración “.