¿Cuál es la diferencia entre “al mojo” y “ajillo”?

¿Por qué son diferentes si ambos llevan ajo en su preparación?
camarón, ajillo, ajo

No me van a dejar mentir cuando afirmo que el ajo es la mejor especie para condimentar cualquier platillo. Ya sea en proteínas o vegetales, condimentarlo con un trozo de este bulbo hace toda la diferencia. Además de que el ajo es un poderoso antioxidante, y un antibiótico natural, su sabor es fuerte y picante. Pero esta vez nos queremos centrar específicamente en las diferencias entre las preparaciones “al mojo” y “ajillo”. Son fáciles de confundir ya que ambas preparaciones llevan ajo pero cada una tiene su encanto. Acá te contamos sus diferencias y cómo combinarlo con otros platillos. 

Al ajillo

Esta preparación lleva ajo, aceite de oliva y chile guajillo. La elaboración consiste en laminar el ajo y dorarlo en el aceite de oliva. Una vez que el aceite esté caliente, se añade el chile guajillo. Este debe agregarse sin semillas y en láminas delgadas. Por lo general se utiliza en platillos de mar como camarones y filetes pero también va de maravilla con pollo, carne o vegetales. En México, su uso se comercializó gracias a las cantinas de propietarios españoles durante la Guerra Civil. Hoy en día La Ópera, El Bar el Sella y El Salón España ofrecen variantes en sus menús como la mojarra, mollejas, camarones y las setas al ajillo.

Al mojo

Para esta preparación se debe macerar el ajo picado en aceite vegetal o de oliva. Es muy importante que la proteína que vayas a preparar con la mezcla se marine por lo menos unos 15 minutos. Una vez que pase ese tiempo se lleva a la sartén para dorar y cocinar. Se decora con perejil al gusto y sal. El platillo, que por lo general es pescado, se puede acompañar con arroz blanco, ensaladas o puré de papa. Cabe mencionar que hay muchos tipos de ajo como el negro, el rosa, el castaño y el violeta.

También te puede interesar: ¿Cómo limpiar los camarones fácilmente?