¿Cómo conservar pescado en el refrigerador y congelador?

Hagas lo que hagas, no pongas hielo directamente en el pescado.

El pescado es una pieza muy delicada. Lo mejor, es siempre comprarlo lo más fresco posible, de esta manera será mucho más fácil almacenarlo.

Ya sea en el refrigerador o congelador, conservar pescado requiere de mucho cuidado y mucho hielo. Aquí las formas más sencillas.

En el refrigerador 

Lo primero que tienes que hacer es enjuagar el pescado en agua fría. Después seca con papel absorbente.

En un recipiente grande coloca hielo y cubre con rejilla. Acomoda el pescado en la rejilla sin que toque el hielo. Así no se quemará o congelará. Cubre con plástico de cocina o papel aluminio y sella muy bien. 

Si no tienes una rejilla puedes guardar el pescado en bolsas de plástico y colocarlas encima del hielo.

Lo recomendable es cocinar el pescado el mismo día, pero si lo quieres guardar por una noche más, asegúrate de cambiar el hielo. No quieres malos olores en tu refrigerador. 

También te puede interesar: ¿Cómo maridar mariscos con vinos naturales?

En el congelador

Limpia el pescado muy bien  y pasa por agua fría. 

Coloca el pescado en bolsas de sello hermético o bolsas de congelado especial.

Con ayuda de un plumón indeleble anota la fecha de congelado, así tendrás un control y será más sencillo hacer limpieza. El pescado se puede descomponer incluso en el congelador, así que sella muy bien la bolsa y no lo dejes más de dos meses. Siempre verifica todo con el olfato.

Una vez en las bolsas, colócalas en una cubeta o recipiente grande y añade cubos de hielo entre cada capa (tiene que estar muy congelado), posteriormente mete las cubetas al congelador.