Las dos formas más comunes de preparar cerdo de forma casera son las chuletas y el lomo rostizado de puerco. Aquí te diremos cómo hacerlo de forma correcta.

También te puede interesar: Tendencias en la comida a domicilio para 2019

Lo más importante es conocer bien el corte que vas a cocinar, por ejemplo las chuletas son parte del lomo del cerdo llegando hasta las caderas, por lo tanto tienen mucho sabor y son muy jugosas.

¿Qué hacer con las chuletas?

Primero que nada, hay que sazonar muy bien antes de ponerlas al fuego. Ya sea que las hagas a la plancha, al horno o fritas, lo recomendable es que las marines con poco de aceite de olivo, romero, especias y un poco de ajo rostizado, por lo menos durante treinta minutos.

No las cocines frías o recién salidas del refrigerador. Deja que reposen unos minutos antes de ponerlas al fuego, de otra manera la cocción no será uniforme.

Si utilizas un sartén, deja cocinar por aproximadamente 7 minutos de cada lado para eliminar cualquier tipo de bacteria. Si tienes un termómetro de carne, este tendría que marcar 65 grados centígrados -lo cual indica que la cocción interna es la correcta.

Si vas hornear las chuletas lo ideal es bañarlas con suficiente líquido de marinado y dejar cocinar por 25 minutos o hasta que en el centro esté cocido (rosado).

¿Qué hacer con un lomo?

Lo ideal es marinarlo por la noche y hornearlo por 40 minutos o hasta que la carne esté firme en el centro (siempre revisa el centro con el termómetro, debe marcar 65 grados centígrados para estar libre de bacterias).

Ojo, todo depende del tamaño del lomo y el tipo de horno que utilices. Tampoco queremos que termines con un lomo seco y duro. Sé constante y añade un poco de mantequilla con romero para añadir humedad y sabor.

Entre más grueso el corte, mayor será el tiempo de preparación y de cocción. Déjalo hornear el tiempo que sea necesario y no interrumpas el proceso.