Imagínate a la uva y su fermentación como Dios las trajo al mundo: sin tratamientos, ni abonos químicos, sin plaguicidas, sin aditivos. El resultado es una delicia exótica que seguramente ya has escuchado: los vinos naturales.

En otras partes del mundo, los vinos naturales han estado presentes desde hace siglos, sin embargo el término es relativamente nuevo. Pero hay que estar conscientes de que:

“no es una denominación de origen ni una certificación… más bien es una filosofía” explica Andrés Amor, sommelier y consultor de vinos.

En ellos se practica una agricultura que respeta al entorno y respeta la tierra bajo la cual crecen las vides. Luego, en la etapa de la vinificación nada debe distorsionar la expresión pura de la tierra por lo que no se usan levaduras comerciales ni se clarifica el vino. “Es la mínima intervención posible de elementos externos en la uva”, termina por decir Andrés Amor.

Si quieres adentrarte en la experiencia única que es probar un vino natural, te recomendamos ir a estos cuatro establecimientos de la ciudad.

Amaya / Merotoro

Facebook Amaya
Facebook Amaya

Ya es un agasajo comer en cualquiera de estos restaurantes del chef Jair Téllez. El plus es que en ambos lugares se puede tomar vino natural, especialmente los que el chef, junto al vitivinicultor Louis Antoine Luyt, producen en el Valle de Guadalupe con una de las uvas más antiguas de América: Misión. Búscalos por el nombre de vinícola Bichi.

Dirección Amaya: Calle Gral. Prim 95, Juárez, CDMX.
Dirección Merotoro: Ámsterdam 204, Condesa, CDMX,

Loup Bar

Facebook Bar Loup

Joaquín Cardoso propone un lugar donde el vino y la gastronomía son mejores amigas. Su carta es breve, creativa y llena de antojos para compartir al centro. En cuanto a los vinos el sommelier y socio Gaëtan Rousset propone una carta de aproximadamente 80 etiquetas de vinos naturales procedentes sobre todo del Viejo Mundo como Francia, Italia y España. No te enamores particularmente de uno solo, porque pueden rotar.

Dirección: Tonalá 23, Roma Norte, CDMX.

Le Tachinomi Desu

Le Tachinomi Desu

En este pequeño rincón de la Cuauhtémoc en el que solo hay una barra sin sillas vas a encontrar whiskey japonés, sake de la mejor calidad así como vinos naturales, naranjas y biodinámicos. Pero la magia no termina ahí. El chef siempre ofrece un par de opciones de platillos tamaño tapas que va cambiando cada día y que puedes checar en el pizarrón.

Dirección: Rio Pánuco 132, Cuauhtémoc, CDMX.

Sepia

Facebook Sepia Cocina de Mar
Facebook Sepia Cocina de Mar

Las cavas –una de tintos, rosados y blancos y la otra de burbujas- de este restaurante con especialidad en la cocina del mar son impresionantes. El sommelier Jorge Meza Toledo escoge cada botella de entre cientos de pequeños productores para que los comensales encuentren vinos únicos. Entre su oferta también tiene algunos vinos naturales borgoñones como el Dugat Py o el Richerbourg.

Dirección: Sinaloa 170, Roma Norte, CDMX.