Francia tiene una cultura gastronómica orgullosa y centenaria que se considera la más prestigiosa del mundo. Sin embargo, el reconocimiento de los sándwiches, humildes pero magníficos, del país está perdido entre muchas discusiones de alta cocina. La forma universal de pan, relleno y pan adquiere una forma única en Francia, un país en el que encontrarás algunos de los mejores jamones, mantequillas y quesos del planeta, así como una baguette perfeccionada a través de generaciones de obsesión y artesanía.

Si vas a ir a Francia, no te vayas sin comer estos sándwiches. Si no tiene planes inmediatos para viajar a Francia, planea una peregrinación de sándwich.

1. Jambon Beurre

sándwich, sándwiches franceses
Foodcollection RF/Getty Images

Comenzaremos por lo más simple, porque la gloria de la cocina francesa es que la simplicidad se presta a triunfo cuando los ingredientes son perfectos. Y así, este sándwich de tres ingredientes que encontrarás en la mayoría de las panaderías es el más simple de todos: baguette, jamón, mantequilla. ¿Qué más puedes necesitar?

2. Croque Madame

Comido con cuchillo y tenedor, este clásico de las brasseries bañado en béchamel es el escaparate perfecto para la maravilla de los huevos franceses.

También te puede interesar: Los electrónicos que necesitas en tu hogar

3. Pan Bagnat

sándwich, sándwiches franceses
MOIRENC Camille / hemis.fr /Getty Images

Este sándwich de picnic perfecto de la región de Provenza está relleno con jitomates, aceitunas niçoise negras, pimientos, anchoas y atún, convirtiéndolo en un bocadillo en ciudades como Niza (donde esos ingredientes son los mejores).

4. El sándwich de Miam Miam por Chez Alain

sándwich, sándwiches franceses
Jenn Rice

Defendido por muchos como el mejor del país, mejor dicho, del mundo, los famosos sándwiches hechos a medida se sirven en un puesto ubicado en Marché des Enfants Rouges, el mercado cubierto más antiguo de París. Las sencillas creaciones del chef Alain Roussel, servidas en pan recién horneado, han atraído filas de una hora desde su inauguración en 2005; eliges el queso (Comté o Cantal) y los rellenos, y es mágico.

5. Doner Kebab

sándwich, sándwiches franceses
Lonely Planet / Getty Images

Una de las mejores incorporaciones a la próspera escena de bocadillos de Francia ha sido el doner kebab, un alimento básico que encontrarás en ciudades de todo el país gracias a oleadas de inmigrantes turcos que comenzaron en la década de 1990. Servido caliente y, a menudo, junto con papas fritas gruesas, el abundante sándwich de carne es una comida nocturna básica cuando todo lo demás está cerrado.

6. Falafel

Puedes encontrar falafels excelentes en toda Francia, pero la versión que no te puedes perder es la de L’As du Fallafel, en una pita esponjosa hecha en casa, en el barrio de Marais en París. En lugar de desanimarte por las largas colas, siéntete orgulloso de que estás en el lugar correcto.

También te puede interesar: 10 sándwiches italianos que tienes que probar ¡ya!

7. Sándwich de Merguez

sándwich, sándwiches franceses
nobtis/Getty Images

La salchicha de cordero con pepitas de chile del norte de África se ha convertido en una exquisitez nacional, perfumando los mercados al aire libre mientras se asan en la parrilla para sándwiches. Por cierto, nunca es una mala idea meter las papas fritas en el interior.

8. Saucisson Sec

sándwich, sándwiches franceses
nobtis/Getty Images

Hablando de salchichas, ningún viaje a Francia está completo sin varios bocadillos, comidas y excursiones nocturnas con salchichas curadas como protagonistas. Una simple baguette llena de mantequilla y saucisson sec en rodajas finas hace el truco, u opta por un sándwich aderezado con cornichon (pepinillos) y moutarde (mostaza).

9. Croissant Jambon Fromage

Porque el mejor pan para el desayuno también se merece el tratamiento de jamón y queso.