La shakshuka es un plato hecho con huevos pochados en salsa de tomate y cebolla. Para un toque verde en este plato, sustituye la salsa marinara por salsa verde y adorna con cilantro y rodajas de aguacate.

    • Prep Time15 min
    • Total Time20 min
    • Yield2

      Ingredientes

      • 1 cucharada de aceite de oliva, y un poco más para rociar
      • 1 cebolla pequeña, finamente cortada
      • 1 diente de ajo pequeño, en rodajas
      • Sal kosher
      • Pimienta negra recién molida
      • 1 taza (240 mililitros) de salsa marinara o 1 taza de salsa verde
      • 1/2 taza (120 mililitros) de agua
      • 280 gramos de espinacas, picadas (alrededor de 2 1/2 tazas)
      • 4 huevos grandes
      • 55 gramos de queso feta, desmenuzado
      • Pan crujiente tostado, un aguacate y hojas de perejil fresco picadas, para servir

      Method

      1

      Calienta el aceite en una sartén pequeña antiadherente o de hierro a fuego medio-alto.

      2

      Agrega la cebolla, el ajo y 1/4 de cucharadita de sal y pimienta. Cocina, revolviendo un poco hasta que la cebolla esté suave, de 6 a 8 minutos.

      3

      Agrega la salsa marinara (o salsa verde) y el agua, cubre y cocina hasta que la salsa marinara burbujee, de 2 a 3 minutos. Revuelve la espinaca hasta que esté cubierta con la salsa. Usando una espátula, haz una especie de cazuelita con la espinaca, uno para cada huevo. Rompe los huevos en los pocillos de espinacas uno a la vez, luego echa el queso a la cacerola. Cubre nuevamente y cocina hasta que las claras estén cocidas, pero las yemas todavía se muevan cuando sacudas un poco la sartén, de 2 a 3 minutos.

      4

      Si lo deseas, sazona con sal y pimienta adicional. Rocía con aceite de oliva, agrega las rodajas de aguacate y espolvorea el perejil y sirva con el pan.