En una esquina de Ensenada se encuentra uno de los spots gastronómicos más populares, se trata de la carreta de mariscos La Guerrerense que, con su gran frescura, sabores y salsas inventadas por ellos mismos, se ha ganado un espacio privilegiado en la historia culinaria de la región.

Ahora, tener la oportunidad de probar las deliciosas creaciones de doña Sabina ya no será solamente para quienes tienen la ventaja de llegar hasta Ensenada y los defeños tendremos el privilegio de poder comer sus platillos.

La apertura de la sucursal de La Guerrerense en la Ciudad de México será antes de los esperado, la misma Sabina nos confirmó que este plan se concretará antes de que termine el año. Para ser más exactos “por ahí de la segunda semana de diciembre” en El Parían Condesa.

La Guerrerense es famosa por sus frescas tostadas mariscos entre los cuales hay de almejas, callo de hacha, camarón, pulpo, bacalao, pepino de mar, ostiones y más. Pero no creas que se trata de una tostada más. Estas llevan una base de ceviche de erizo o bacalao, ideadas por la misma Sabina.

La carreta de mariscos lleva operando desde 1960 y los locales siempre han sido clientes asiduos, su platillo principal es la tostada de erizo con almeja pismo y es tan autentica, simple y fresca que al probarla entiendes porque la fama del lugar.

Este reconocimiento llegó a otro nivel cuando Anthony Bourdain visitó el puesto de doña Sabina para su programa No Reservations. De hecho, el famoso sibarita quedó tan impresionado con su sabor que se asoció con Sabina para llevar otra sucursal al mercado que abrirá en la ciudad de Nueva York.

En cuanto a la apertura en CDMX, Sabina nos comentó que el producto viajará cada mañana desde Ensenada para asegurar que la calidad sea la misma que, quienes las hemos probado, recordamos con tanta emoción.

https://www.youtube.com/watch?v=p1ZKyvtt4a8&feature=youtu.be