Los restaurantes de CDMX volverán a abrir sus puertas el lunes 18 de enero

Aunque el anuncio oficial es hasta mañana, esto es lo que podemos adelantar.
restaurante, coronavirus, inversión, inversionistas

Aunque oficialmente las medidas serán dadas a conocer el viernes 15 en conferencia de prensa, se puede adelantar que la reapertura de los restaurantes en CDMX se hará por fases. Una de las medidas que deberán llevar a cabo los restauranteros a partir del siguiente lunes, será respetar el horario de apertura de los negocios hasta las 18:00 horas, después de esa hora el servicio se dará solo para llevar.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

Los restaurantes deberán operar siguiendo estrictamente lo recomendado en el protocolo Mesa Segura, por lo que se recibirá máximo hasta 4 comensales por mesa, se reincorporará la implementación de los códigos QR, el registro de comensales, uso de caretas y cubrebocas durante toda la jornada laboral para los empleados de los restaurantes (como hasta el momento se ha hecho), toma de temperatura, sistemas de pago electrónico, así como el estricto respeto de la sana distancia. Asimismo, los restaurantes deberán hacer un muestreo semanal de pruebas médicas al 5% de los empleados en negocios con más de 50 trabajadores.

El servicio se dará únicamente en terrazas, espacios abiertos y mesas al exterior, por lo que las alcaldías de la Ciudad de México trabajarán de cerca con aquellos restaurantes que no cuenten con zonas al aire libre para que puedan operar en las banquetas.

En una segunda etapa, prevista para iniciar el 25 de enero, el aforo permitido que se contempla será de 25% en interiores y de 35% en exteriores, se atendería a un máximo de 6 personas por mesa y la operación sería de martes a domingo hasta las 10 de la noche.

Este plan de reapertura contempla que los restauranteros y el Gobierno de la Ciudad de México sostengan reuniones semanales cada miércoles para evaluar las estrategias que se lleven a cabo, pues el principal objetivo es cuidar la salud de los ciudadanos mientras se mantiene viva la actividad económica de los restaurantes, sector que hasta el año pasado generaba 2.1 millones de empleos directos y hasta ahora ha perdido alrededor de 450 mil.