Le Petit Chef: el cocinero más chiquito del mundo

El cocinero más chiquito del mundo, ahora en Alfredo Di Roma. Un peculiar espectáculo de comidas o cenas deliciosas en 3D.

Si te gusta divertite con nuevas experiencias gastronómicas te recomendamos este espectáculo singular, que combina tecnología, arte y por supuesto, buena comida italiana.

De la mano de Illuminating Magic regresa el innovador concepto al hotel Presidente InterContinental, esta vez a Alfredo di Roma, restaurante que desde hace 25 años sigue dando de qué hablar. Le Petit Chef nació del colectivo de artistas belgas Skullmapping, fundado en 2010 por el galardonado cineasta Filip Sterckx y el galerista Antoon Verbeeck. En el techo de un salón con capacidad para 20 personas –según protocolos actuales de sanidad– están montados los proyectores que realizan los efectos o ilusiones en 3D, del diminuto y simpático chef que mostrará la preparación de los alimentos. Sin embargo, la verdadera magia se encuentra en la cocina del Chef Mauro Chiecchio, quien construyó un menú de cuatro remixes, para sorprender al comensal.

En la granja del chefcito se cultivan los jitomates marinados para la Ensalada de Mozzarella del primer tiempo. Los meseros se encargan de servir y recoger, mientras las mesas se convierten en grandes peceras para el segundo acto: se trata de una batalla épica entre el protagonista y un artrópodo rival, ¿el resultado?, una Langosta con caviar acompañada de salsa holandesa, del plato a la boca de los asistentes. Con apenas 6 centímetros de altura y físicamente delgado, para el tercer tiempo, el cocinerito de ficción agarra un tenedor para levantar un corte de carne y echarlo al asador. Segundos más tarde los camareros traen el mismo Rib Eye con papas rellenas, pero esta vez es realidad. No se trata de un holograma, simplemente son las técnicas ópticas especiales y distorsiones de longitud desde el ángulo correcto, las que producen el efecto deseado. Así lo han disfrutado también en restaurantes icónicos de Asia, Europa, Estados Unidos y ahora lo tenemos en México.

Después de aproximadamente una hora y 20 minutos de show y buen servicio, llega el número final. Entre copas de vino y platos reflejados, Le Petit Chef carga un tanque de gas en su espalda y soplete en mano: ¿cuál es su objetivo? preparar un delicioso Crème Brûlée, a manera de despedida y gran finale. Fuegos artificiales y agradecimientos se proyectan por última vez en los manteles, los cuales sirvieron como pantallas de colores y emociones llenas de satisfacción.

Casi dos horas se pasan como agua con esta original propuesta visual y gastronómica, muy recomendable para niños. Le Petit Chef se presentará en el salón Roma del restaurante Alfredo di Roma de jueves a sábado a las 20:00 hrs, y los domingos a las 15:00hrs.

Informes y reservaciones al teléfono: 55 5327-7700.