La receta fácil de Karlos Arguiñano: pollos rellenos perfectos para una cena

Con esta receta de pollos rellenos, Karlos Arguiñano demuestra su talento para combinar sabores tradicionales con un toque de innovación
La receta fácil de Karlos Arguinano: pollos rellenos perfectos para una cena

A veces, pensar el menú para la cena puede resultar tarea compleja. Elegir un plato sabroso, sofisticado pero al mismo tiempo, fácil de preparar se convierte en una proeza. El genial Karlos Arguiñano propone una receta que se acomoda justo a todo lo requerido: pollos rellenos con salsa de pimienta.

También puedes leer: Cómo se cocina el pollo más crujiente y sabroso en la freidora de aire

La delicadeza del relleno de jamón cocido con paté de cerdo encuentra en esta salsa especiada el realce justo para la preparación.

La receta fácil de Karlos Arguinano: pollos rellenos perfectos para una cena
Foto: Esta receta de pollos rellenos con salsa de pimienta es fácil y no precisa de muchos ingredientes (Instagram de Karlos Arguiñano).

Receta de pollos rellenos con salsa de pimienta

La receta de Karlos Arguiñano parte de un punto esencial: opta por pechugas de pollo en lugar del pollo entero. Una elección más práctica y especialmente, con una cocción más sencilla de alcanzar su punto exacto.

Ingredientes (para 4 personas)

*2 pechugas de pollo (4 medias)

*4 lonchas de jamón cocido

*2 cucharadas grandes de paté de cerdo

*200 ml de nata líquida

*250 ml de caldo de pollo

*100 ml de vino blanco

*Aceite de oliva virgen extra

*Sal

*30 granos de pimienta negra

*Perejil

También puedes leer: La receta de Jorge Rausch para hacer un delicioso arroz con pollo, mejor que el de la abuela

La receta fácil de Karlos Arguinano: pollos rellenos perfectos para una cena
Foto: El punto de cocción de las pechugas de pollo es más sencillo de alcanzar que el del pollo sin trozar. (Pixabay).

Procedimiento

1. Rellena y enrolla las pechugas de pollo

Abre las pechugas de pollo por la mitad sin separarlas completamente, como si fueran un libro. Sazona el interior y coloca una porción de paté y una loncha de jamón cocido en cada pechuga. Enróllalas cuidadosamente y átalas con hilo de cocina. No olvides sazonarlas por fuera.

2. Dora y hornea los rollos

Calienta un poco de aceite en una sartén grande y dora los rollos de pollo por todos sus lados. Transfiérelos luego a una fuente apta para horno. Aprovecha para verter el vino blanco en la sartén caliente, dejando que hierva para recoger todos los sabores. Rocía los rollos con esta preparación y hornea a 200ºC durante aproximadamente 15 minutos.

3. Prepara la salsa de pimienta

En un mortero, machaca los granos de pimienta hasta obtener un polvo fino. Calienta la nata en un cazo y agrega el caldo de pollo y la pimienta machacada. Sazona al gusto y cocina a fuego suave-medio durante 15 minutos. Añade un poco del caldo que han soltado los rollos de pollo al hornearse para potenciar aún más el sabor de la salsa.

4. Corta los rollitos de pollo y salsea

Una vez listos, retira el hilo de cocina de los rollos de pollo y córtalos en rodajas gruesas, aproximadamente 4-5 por cada rollo. Sirve cada porción en un plato, salsea generosamente con la salsa de pimienta y decora con unas hojas de perejil fresco para un toque de color y frescura.

También puedes leer: Cómo condimentar un pollo al horno para que quede rico y jugoso

La receta fácil de Karlos Arguinano: pollos rellenos perfectos para una cena
Foto: Anímate a darle tus propios giros a esta receta (Pexels).

Consejos extra para unos pollos rellenos perfectos

Asegúrate de dorar bien los rollos de pollo en la sartén antes de hornearlos. Si deseas una textura aún más crujiente, unta la superficie con mantequilla y espolvorea con harina antes de llevarlos al horno.

Además del clásico jamón cocido con paté, puedes experimentar con otros ingredientes como queso, pimientos o verduras salteadas para variar el sabor y la textura de tus rollos de pollo.

Por último, si deseas dar un giro a la receta, prueba diferentes tipos de salsas y especias. Desde la clásica pimienta negra hasta opciones más exóticas como la pimienta rosa o salsas a base de Oporto o almendras, hay infinitas posibilidades para personalizar este plato según tus preferencias y gustos culinarios.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest / Youtube