Gin en casa: los básicos que nunca fallan

Para lograr un buen gin tonic en casa hay que recurrir a los básicos.
ginebra_mexicana

Podríamos ponernos experimentales y decirles que necesitan botánicos para preparar un gin tonic perfecto en casa. Pero no es así. Para lograr un buen gin tonic en casa hay que recurrir a los básicos.

Hielos de buen tamaño. Siempre es mejor usar hielos comprados o de máquina, en vez de los que se hacen en la charola de tu congelador.

Agua tónica de calidad. Las Schweppes o Seagram’s son una apuesta segura.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

Cítrico. Usa la piel de tu cítrico preferido —limón verde o eureka— para perfumar tu copa de gin tonic. Dobla la piel y utiliza los aceites esenciales que salen de ella. Al final añádela a tu bebida a modo de garnitura.

Copa globo. Procura tener una copa grande y con tallo, para no calentar tu bebida. Spiegelau vende un kit de 4 copas ideales para la causa.

Ginebra. Una cuestión meramente de gustos. Elige entre las ginebras japonesas, británicas, mexicanas, norteamericanas. Opciones no faltan, simplemente es cuestión de encontrar la combinación de botánicos que a ti te agrade más.

¿Necesitas una cuchara mezcladora? Algunos afirman que las burbujas del agua tónica deben resbalar por el mango de esta cuchara, para no romperse. Pero esto no es 100% necesario. Simplemente sirve el agua con cuidado y no agites demasiado los líquidos dentro de tu copa.