¡Tenemos un ganador! Y es un unicornio. El verano pasado, el Museo de Cheetos, una galería en línea, pidió a los votantes de la botana anaranjada subir su forma de Cheetos más gloriosa. Dentro sus bolsas de Cheetos, más de 100,000 glotones encontraron formas que incluían dinosaurios, una ‘posible’ sirena, un delfín y todo lo que hay en medio.

A lo largo del concurso, las propuestas fueron juzgadas semanalmente basándose en el queso, lo crujiente, la forma y el color por un premio de $10,000 dólares.

Pero tristemente, a finales de agosto, la final llegó y solamente un caballito de mar Flamin’ Hot y un unicornio lo lograron. Después, la marca pidió la votación del público. En una cerrada competencia, el caballito de mar perdió su oportunidad de ganar $50,000 dólares y un lugar permanente en el Museo de Ripley’s Believe It or Not. Ni modo, al menos la criatura marina llegó así de lejos. Según Cheetos, la decisión fue difícil entre los dos finalistas. En un comunicado, la marca declaró que “tanto el unicornio como el caballito de mar, eran las propuestas más únicas con una semejanza innegable a los objetos que representaban,”.

Si te lo perdiste, no temas. El Museo Cheetos acaba de abrir The Monster Gallery, otra exhibición en línea que muestra los encuentros más temibles de Halloween. Hasta ahora, los participantes han subido a un gato zombie, una víbora que se comió a Manhattan y una ardilla sin cabeza. ¡Queremos ver su creatividad chicos!

¡Mantente atento para más noticias de Cheetos!