Aunque podría parecer que el jamón serrano, el ibérico y el prosciutto tienen algo que ver, su preparación es muy diferente.

También te puede interesar: Diferencias entre mezcal y tequila

Aquí las diferencias de cada uno:

Jamón ibérico

  1. Este jamón se cubre de sal para favorecer la deshidratación y conservarlo.
  2. Se seca por 2-3 meses de forma natural y regularmente se cuelga en las bodegas por 3 años.
  3. Su color es de un rojo- vino mucho más intenso que los otros.
  4. Su sabor es muy intenso y aromático.
  5. Proviene del cerdo ibérico, que se encuentra en España y Portugal.
  6. El cerdo ibérico se alimenta con bellotas.
jamón
Pxhere

También te puede interesar: Diferencias entre pasta fresca y pasta seca

Prosciutto

  1. El prosciutto es italiano, hay dos muy famosos mundialmente: San Daniele y de Parma.
  2. Se cura por un máximo de 2 años.
  3. Su textura es mucho más suave y húmeda que la de los demás.
  4. Es color rosa y el corte es mucho más alargado, en comparación a los otros dos que por lo general se cortan a mano.
  5. El prosciutto se come en platos con melón, mozzarella, en pizzas, ensaladas y sándwiches (es mucho más versátil).
jamón
Wikimedia Commons

Jamón serrano

  1. El jamón serrano proviene de cerdos blancos, que se pueden encontrar en otros países.
  2. Para este jamón, se crían mucho más cerdos en un mismo lugar, mientras que los del ibérico están mucho más libres y caminan por las montañas.
  3. Su alimentación es a base de cereales.
  4. Su color es más rosado que el ibérico, pero más fuerte que el prosciutto.
  5. El aroma de este jamón es menos intenso y más salado.