En el corazón de Polanquito ha nacido un concepto pensado para los amantes del sushi que mezcla lo mejor de dos mundos. Se trata de Maki Maki, un nuevo restaurante que combina la informalidad y los rollos mexicanizados con comida más tradicional y pescado fresco de gran calidad.

Su menú tiene crowd pleasers como rollos empanizados y con queso crema, pero también pasa por platillos más tradicionales como Robatayakis (brochetas a la parrilla) y Donburis (sushi bowls y de guisados japoneses) llegando hasta un menú de especialidades que cambia diariamente, dependiendo de los pescados que hayan conseguido. Durante nuestra visita probamos el sashimi de jurel, de robalo con yuzu y de atún, y un donburi de anguila.

Maki Maki
Sashimi mixto.

Además cuentan con un Omakase – que podría traducirse como ponerse en manos del chef – de 7 tiempos, en el que el chef Lulo elige los platillos más frescos del día y te los sirve en porciones pequeñas para que puedas probar de todo. Suele incluir alguna sopa, unas brochetas de robata (parrilla japonesa), sashimi mixto, nigiris de varios pescados, algún platillo de especialidad y un postre.

Otra sorpresa es que tienen una amplia carta de coctelería de autor, creada por Manuel Periades, el jefe de barra. Para acompañar la comida hay bebidas a base de sake, mezcal y otros destilados. Te recomendamos el Maki Maki, que lleva ginebra, sake, néctar de lichi, Chartreuse amarillo, lima, manzanilla y jengibre o el Ronin con sake, Campari, jugo de sandía, piña y jarabe simple.

El restaurante tiene una decoración divertida con luces neón en el techo y murales estilo estampa japonesa. El espacio se puede abrir casi por completo por lo que es muy fresco y luminoso,  ideal para esta temporada de calor. El ambiente es relajado pero moderno, lo cual es un respiro si lo comparas con los restaurantes cercanos que suelen ser más ostentosos o demasiado Godínez.

El chef Eduardo Rodríguez Lulo trabajó en Nikko y después en Mog Bistró, por lo que desde sus inicios ha estado empapado de las técnicas japonesas. Su especialidad es la plancha fría, específicamente el corte de pescado, así que te recomendamos probar uno de sus sashimis y nigiris, de preferencia en el Omakase, para que degustes muchos platillos y de los productos más frescos.

Cheque promedio: $550 MXN por persona.

Dirección: Pasaje Polanco Julio Verne 112,  Local 27, Polanco, CDMX / Tel. 59-20-32-77