¿De qué están hechos los Twizzlers?

Si no tienen regaliz, entonces ¿de qué están hechos?
golosina, twizzler, dulce

El mundo de las golosinas es tan fascinante como variado. Están los picositos, los que son ácidos y los dulces llenos de chocolate. Pero dentro de este universo, hay unas tiras elásticas de color rojo con sabor a regaliz. ¿Sabes de qué están hechos los Twizzlers y qué los hace tan especiales?

Todo comienza en 1845

De acuerdo a la página oficial de Twizzlers, los inicios de este dulce se dieron antes de la Guerra Civil en Estados Unidos. La marca Young & Smylie –una de las empresas de confitería de caramelos más antiguas del mundo– fabricaba dulces de regaliz en forma de pastillas y rectángulos que comercializaban en la zona. En 1929, la compañía lanza de manera oficial los Twizzlers; las golosinas retorcidas que conocemos hoy. Es hasta la década de 60 cuando se masifican. En 1977 que la marca pasó a manos de Hershey Company.

¿De qué están hechos?

A pesar de que en un inicio se les conocía como “dulces de regaliz”, los Twizzlers de color rojo no contienen ese ingrediente. Las varitas están hechas con mucho jarabe de maíz y saborizantes artificiales. De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos o FDA señala que es peligroso consumir regaliz de manera excesiva alertando a los consumidores, ya que los Twizzlers negros sí contienen extracto de regaliz.

La elasticidad y color de las golosinas se logra gracias a la glicerina, el ácido cítrico, sorbato de potasio rojo, lecitina de soya, aceite de palma y almidón.

Existe el rumor de que después de aterrizar en la luna en 1969, el astronauta Neil Armstrong dijo que “Podría ir por algunos Twizzlers ahora mismo” y que gracias a ese comentario las ventas de los dulces se dispararon. Además, los dulces forman parte del ritual de pelea de Floyd Mayweather, ya que son una fuente rápida de energía.