¿Cómo organizar la primera cena después de mucho tiempo?

¿Lo más importante? Mantener la calma y que sea sencillo.
cena-mucho-tiempo

En Supper Club, Jonah Reider se adentra en las alegrías de la hospitalidad “hágalo usted mismo”, compartiendo consejos esenciales, herramientas y recetas sin estrés para convertirse en un anfitrión más creativo, improvisado y seguro. Cena con Jonah en su club de cenas Pith, echa un vistazo a sus artículos en Pith Home Goods o sigue sus aventuras culinarias en Instagram.

¿Recuerda esas cosas llamadas cenas? Por fin ha llegado el momento de volver a disfrutar de la alegría de organizar una comida para los amigos —incluso para los conocidos vacunados— en casa. Apuesto a que has mejorado tus habilidades culinarias durante el último año, pero creo que todos estamos un poco oxidados en cuanto a los trucos y las técnicas que hay para organizar tranquilamente una cena memorable.

Recientemente he vuelto a lanzar el club de cenas que tengo en mi apartamento de Nueva York, y voy a guiarte a través de una comida fácil y decadente que celebra toda la generosidad del fin de la primavera. Prepara la mesa, pon buena música y enciende unas cuantas velas: este menú te va a entusiasmar como para organizar cenas en los próximos meses.

También puedes leer: Ingredientes que debes añadir a tu alacena para darle un giro tailandés a tus platillos

¿Cómo organizar la primera cena en mucho tiempo?
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Empieza con snacks. En concreto, con las tostadas de anchoa

Me resulta incómodo y estresante servir una comida entera en cuanto llegan los invitados. Date tiempo para terminar la preparación y deja lista una serie de bocadillos fáciles de hacer cerca de la cocina, pero no en la mesa para cenar propiamente: buenas aceitunas, galletas saladas o palitos de pan, aderezos comprados en la tienda, verduras crudas, tal vez un trozo de queso. También me imagino un pequeño bar de aperitivos: un gran tazón con hielo, agua mineral, un montón de vasos Collins o en las rocas, y un aperitivo como Lillet Blanc o Campari serán geniales.

Pero si tuviera que elegir un tentempié de bajo esfuerzo y gran impacto para sorprender a la gente que viene, sería una tostada de anchoas. Hay pocas combinaciones mejores que los bocadillos crujientes de pan de calidad cubiertos con un montón de mantequilla blanda y una única anchoa salada que nos hace agua la boca. Cuando cocino para un grupo, pongo las rebanadas de pan en una bandeja para hornear y veo cómo se doran en el horno en uno o dos minutos. Una lluvia de tomillo u orégano seco de calidad hará que este sencillo aperitivo huela y tenga un aspecto impresionante.

Las anchoas blancas son excepcionalmente deliciosas, pero casi cualquier tipo sirve. Sólo recuerda que, al igual que la mantequilla, tienen mejor aspecto y sabor a temperatura ambiente. ¿Y si no te gustan las anchoas? Prueba con tiras finas de tomates secos igualmente ricos en umami.

También puedes leer: ¿Con qué deberías de llenar tu alacena durante una emergencia?

Costillas de cordero-¿Cómo organizar la primera cena en mucho tiempo?
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Cocina un poco de cordero. Pero que sean chuletas

Después de que mis invitados hayan tomado una copa de vino y un brindis con anchoas o tres, invito a todos a sentarse a la mesa. Cocinaré cordero porque su ligero sabor y su gomosidad complementan perfectamente los ingredientes brillantes y verdes de la primavera.

En lugar de costosas costillas de cordero, sirvo chuletas de paleta de cordero. Mientras que la paleta de cordero suele venderse en trozos grandes para cocción lenta, las chuletas cortadas en porciones individuales son asequibles, están marmoladas con grasa sabrosa y son sorprendentemente fáciles de cocinar. Yo las sazono generosamente antes de cocinarlas en una sartén de hierro fundido humeante untada con una cucharada de aceite durante 3 a 5 minutos por cada lado.

Si se trata de un grupo grande o simplemente quieres evitar una cocina salpicada y ahumada en medio de la cena, puedes dorar el cordero antes de que lleguen los invitados, formando una corteza caramelizada y manteniendo la carne prácticamente cruda por dentro. Esas chuletas parcialmente precocidas pueden reposar a temperatura ambiente en una bandeja hasta que todos estén sentados para la cena, momento en el que las pongo tranquilamente en mi horno y están listas en 5 minutos.

También puedes leer: Lechón, cordero, ternera, pollo de leche. Sí, todos estos son animales bebés

Acompañamientos-lechuga-papas-¿Cómo organizar la primera cena en mucho tiempo?
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Mantén los acompañamientos muy sencillos

Por lo general, sirvo dos guarniciones sencillas junto a la proteína principal. En este caso, opto por espárragos al vapor o hervidos en agua salada durante sólo unos minutos, los corto por la mitad y los mezclo con una sencilla vinagreta de limón. Puedes prepararla y servir antes de la hora de la comida, adornando generosamente con rodajas finas de un chile verde (algo suave, como un jalapeño) y mucha menta o albahaca recién cortada. Mezclar diferentes tonos y grosores de espárragos ayudará a que el plato tenga color, pero ten cuidado de no cocinar demasiado los tallos más finos: la verdura nunca debe estar empapada ni blanda.

Papas-¿Cómo organizar la primera cena en mucho tiempo?
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Mi otra guarnición es aún más sencilla: pequeñas papas hervidas o al vapor enteras. Las preparo en la misma olla que los espárragos, aunque durante mucho más tiempo. Justo antes de servirlas, las mezclo con una cucharada de aceite de oliva y un poco de sal, y luego les agrego una pizca de hierbas verdes brillantes. El orégano seco muy aromático puede servir, al igual que el cebollino finamente picado, pero a mí me gusta ser un poco más elegante y utilizar hojas de laurel frescas finamente molidas en mi molinillo de especias; el polvo brillante tiene un aroma 100 veces más fuerte que las hojas de laurel grises apagadas que suelo encontrar en el fondo de mi gabinete de especias.

También puedes leer: 5 salsas básicas italianas para hacer con lo que hay en tu alacena

festin-¿cómo organizar una cena?
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Pasar los platos, espolvorear la sal y servir el vino

Las bandejas gigantes de comida pueden ser incómodas de pasar en una mesa grande, así que pongo un plato por cada tres o cuatro invitados. Esto significa que una cena para seis personas contará con dos platos de cada uno, creando una mesa decadente con sólo unos pocos platos. Sólo recuerda echar una pizca de sal antes de llevarlo a la mesa.

Para acompañar este plato, me inclino por vinos tintos más ligeros y jugosos. Las uvas gamay y las pinot noirs podrían funcionar, o un vino más sabroso macerado con la piel podría acompañar bien el cordero.

También podrías leer: Pastel helado de mango, un postre muy primaveral

helado-cena
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Y para el postre, no lo hornees, es mejor a cucharadas

Odio hornear, pero el postre es a menudo lo que permanece en la mente de los invitados. Mi solución este mes es hacer una sencilla compota de fruta de temporada y luego servirla con una porción de yogur helado, helado o masa para pastel. Este mes, aprovecho el ruibarbo superácido y las dulces fresas del verano. ¿Hay un dúo más emblemático? No, aunque podrías hacer algo parecido con cualquier fruta de temporada.

Limpio y pico el ruibarbo y las fresas, y los pongo en una olla esmaltada. Luego, añado suficiente azúcar para cubrir completamente la fruta, y un poco de sal. Después de reposar durante 15 minutos o más, verás cómo sale un delicioso líquido de la fruta. A partir de aquí, es sencillo: cuece la fruta hasta que se haya evaporado el agua lo suficiente como para reducir su tamaño a la mitad. Si quieres añadir algo de profundidad y notas saladas, un poco de pimienta negra será estupendo.

La compota puede hacerse mucho antes de una cena y guardarse en eel refrigerador. ¿La forma más sencilla de complacer al público? Saca un poco de helado o yogur helado cuando despejes la mesa de la cena. 15 minutos después, los invitados estarán listos para algo dulce y el helado estará perfectamente atemperado para que se pueda servir. La compota puede ponerse directamente sobre el helado de vainilla atemperado y, luego, se puede servir como esferas cósmicas.

helado
Foto: ADAM FRIEDLANDER

Otra opción: extiende una simple masa de galletas de mantequilla y hornéala con la compota encima para obtener una tarta fácil e impresionante. O bien, una alternativa más floja pero igualmente deliciosa sería simplemente poner pequeñas cucharadas de la compota sobre crumble hecho con galletas de mantequilla compradas en la tienda.

Independientemente de cómo utilices la compota, si quieres una guarnición elegante, utiliza un pelador para arrancar tiras muy finas de la piel roja y rubí del ruibarbo. Guarda las tiras en un vaso de agua helada en la nevera, y se convertirán en dulces crujientes y ácidos que constituyen una elegante guarnición, independientemente del postre que estés sirviendo.

Síguenos en Google News para mantenerte informado